EE UU e Israel podrían ser los autores del virus Flame

Oficiales estadounidenses han confirmado que las agencias de seguridad NSA y CIA podrían estar detrás del código de Flame, junto con el ejército israelí, en una campaña conjunta de ciber-sabotaje sin precedentes

Virus Flame

20 junio 2012

Los autores del dañino virus Flame, concebido para el ciberespionaje en países de Oriente Medio, podrían ser Estados Unidos e Israel. Al parecer la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), la CIA y el ejército israelí podrían haberse encargado de diseñar un software destructivo con el objetivo de provocar fallos en los equipos que gestionan el armamento nuclear iraní.

Aunque todavía no se conocen muchos detalles, parece que esta es la primera campaña conjunta de ciber-sabotaje contra un adversario común desarrollada por Estados Unidos. El primer ataque fue lanzado por Israel de forma unilateral, pero posteriormente parece que se le unió Estados Unidos. Los investigadores de seguridad afirman que Flame y Stuxnet tienen parte de su código en común, lo que apuntaría a una acción más extendida en el tiempo.

Flame fue descubierto por investigadores de la firma de seguridad rusa Kaspersky, que se encontraron con el código de forma casual. Tras analizarlo, se dieron cuenta de que se trataba de un sofisticado código preparado para replicarse de forma inteligente en cualquier red y capaz de espiar los equipos infectados. Entre otras posiblidades, permite tomar capturas de pantalla, registrar las pulsaciones de teclado, grabar conversaciones enteras activando los micrófonos de los ordenadores y tomar vídeo sin conocimiento de sus víctimas. Incluso tomada datos de geoposicionamiento y podía enviar y recibir datos mediante Bluetooth.

Los datos recopilados eran enviados a sus servidores de control, que posteriormente se descubrió que habían enviado una orden de autodestrucción y borrado completo al virus para eliminar todo rastro del código de los equipos infectados.

Según los expertos, la complejidad de este tipo de código confirma que sus creadores no son simples expertos en seguridad, sino probablemente criptomatemáticos, como los que trabajan para la NSA. Aunque ni esta agencia ni la CIA han confirmado su participación en estos desarrollos, lo cierto es que no parecen ser ni los primeros ni los únicos virus que se están utilizando para el ciberespionaje.

Loading...
'); doc.close(); });