Jaxtr

Una solución VoIP que se entremezcla con las redes sociales y da vida al fénomeno blogging y a demás espacios web

11 enero 2008

Puede que muchos no hayan oído hablar de Jaxtr, una interesante propuesta que aún está emergiendo y ofreciendo prestaciones básicas pero muy interesantes. Para empezar, es un servicio que está más orientado a que nos llamen que a llamar: el servicio ofrece la creación de un widget que añadir a la firma de correo electrónico o al blog, de manera que destaque el mensaje ¡Llámame gratis! (“Call me free!”). ¿Cuál es la idea? Que cualquier persona disponga de un modo fácil de contactar con nosotros, ya que cuando ese usuario pincha en el icono, aparecerá un campo de texto donde introducirá su propio número de teléfono. A partir de ese momento Jaxtr llamará a uno y otro extremo y los pondrá en contacto… sin que ninguno de los dos sepa cuál es el teléfono del otro interlocutor.
Obviamente, podemos limitar las llamadas a aquellos contactos que conozcamos previamente, para no ser acribillados. La privacidad que impera en esta idea es singular, pero lo es más su orientación a facilitar que nos pongamos en contacto con más gente. Por supuesto, el sistema, que tiene ciertas similitudes con Jajah, también puede ser utilizado con nuestros amigos y familiares, y aunque las posibilidades son aún reducidas, puede que muy pronto estemos hablando de una opción muy importante que podría competir con las grandes del mercado. Contamos con 100 minutos al mes (a 1 jax -el sistema de créditos de este servicio- por minuto) y a partir de ahí podremos dejar mensajes de voz ilimitados.

Características
Software VoIP que permite llamadas de teléfono a teléfono mediante un simple widget que los conecta a los servidores de Jaxtr para que se inicie la conversación
Lo mejor
Facilidad de uso. Posibilidad de integrar el widget en todo tipo de sistemas de blogging, redes sociales, comunidades on-line o firmas de correo electrónico
Lo peor
La gestión de contactos es algo confusa. Las opciones adicionales son escasas. El límite de tiempo al mes es quizá algo escaso