Los jóvenes imponen sus dispositivos privados para trabajar

La práctica de utilizar dispositivos personales con fines laborales, también conocido como BYOD (Bring Your Own Device) cada vez es más común. Un estudio realizado por Fortinet da pistas sobre este nuevo fenómeno

Móvil de empresa

19 junio 2012

La práctica de utilizar dispositivos personales con fines laborales, también conocido como BYOD (Bring Your Own Device) cada vez es más común. Un estudio realizado por Fortinet da pistas sobre este nuevo fenómeno.

La compañía de seguridad Fortinet ha elaborado un informe a nivel mundial sobre las expectativas de la primera generación de usuarios que apuestan por el Bring Your Own Device (BYOD).

El estudio, realizado tras preguntar en quince países (entre ellos España) a 3.800 trabajadores entre 20 y 29 años, conocidos como Generación Y, destaca que el 36% de los encuestados ha infringido o infringiría la política de seguridad de su empresa si se produjera una prohibición de uso de sus dispositivos personales.

Centrándonos en los resultados obtenidos en nuestro país, lo primero que llama la atención es que el 52% de los jóvenes trabajadores considera un «privilegio» poder utilizar sus propios dispositivos móviles con fines laborales, frente al 48% que lo considera un «derecho».

Desde la perspectiva del usuario, el principal impulsor de este fenómeno es la capacidad de poder acceder a sus aplicaciones preferidas en cualquier momento, sobre todo a las redes sociales. De hecho, la dependencia de éstas es tan fuerte que un 35% de los encuestados admitieron que no podrían pasar un día sin acceder a ellas, una cifra que supera ampliamente la media europea, que se sitúa en el 23%.

En menor medida también existe la dependencia por el correo electrónico (un 43% frente al 38% europeo), los SMS (un 47% de encuestados españoles no podría estar un día sin ellos) y los servicios de chat o mensajería instantánea (un tercio de encuestados españoles lo confiesan).

El fenómeno del BYOD es una realidad para tres cuartas partes (un 74%) de los encuestados europeos, y un 81% en España. Por lo tanto, se trata de una tendencia a tener muy en cuenta, lo que puede llegar a representar un riesgo en el entorno de la seguridad empresarial.

En este sentido, el 42% de los encuestados cree que la potencial pérdida de datos y la exposición ante amenazas maliciosas son los principales riesgos. Sin embargo, la gran mayoría (un 66%) consideran que son ellos mismos, y no la empresa, los responsables finales de la seguridad de sus dispositivos, aunque sea para un uso laboral. En España esta cifra se eleva hasta un 74%.

Para finalizar, destacamos que, en nuestro país, el 43% de los encuestados opina que los riesgos de seguridad en a empresa asociados al fenómeno BYOD son menores que las posibles ventajas. En este sentido, las razones esgrimidas para utilizar sus propios dispositivos son: acceder a aplicaciones personales en todo momento, la capacidad para optimizar la efectividad en el trabajo y la sencillez de contar con un único dispositivo.

 

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });