Kindle Paperwhite, el mejor lector de ebooks

18 noviembre 2013

El libro, ese elemento que se ha convertido en la fuente de sabiduría y en todo un símbolo de la cultura. Parece claro que el concepto del libro no va a desaparecer nunca, pero está claro que el formato del mismo ha cambiado ya. Dispositivos como el Kindle Paperwhite de Amazon contribuyen a que el futuro de la literatura sea el mundo digital.

Mejora la experiencia de la lectura

Hemos estado probando el Kindle Paperwhite, y las conclusiones son claras, es la siguiente fase en el mundo de la lectura, si me lo permiten decir los todavía adeptos al papel. Y es que, aunque todavía queden muchos que defiendan al libro de papel como el mejor formato para leer, lo cierto es que empieza a tener carencias importantes. Comodidad para leer, cantidad de libros, facilidad para comprar y adquirir libros, todo eso es Kindle Paperwhite.

Y es que, por mucho que se diga, la principal característica de estos lectores de libros electrónicos es la sencillez con la que podemos leer libros. La especial pantalla del Kindle Paperwhite es sobresaliente. Como es bien conocido por todos, se trata de una pantalla de tinta electrónica, lo que tiene sus consecuencias. Una de ellas es que este tipo de pantallas no cansan la vista como las pantallas retroiluminadas. Y ocurre lo mismo incluso cuando encendemos la pantalla del Kindle, pues el sistema de iluminación es especial para que no se dirija la luz directamente a los ojos, sino que simplemente se ilumine el panel trasero del tablet, de manera que podamos seguir leyendo las letras de la pantalla. Podemos regular el nivel de luz en función de lo que queramos en cada momento. Esto permite un rango de opciones que no tienen ni siquiera los tablets. No solo podemos leer en plena oscuridad sino que también podemos estar bajo luz directa del Sol, que la nitidez de las letras seguirá siendo máxima. Ni siquiera el color de la pantalla es totalmente blanco si no tenemos la iluminación de la pantalla activada, lo que transmite una sensación realmente cómoda a la hora de leer.

Por otro lado, el que sea una pantalla de seis pulgadas, hace que tenga el tamaño perfecto para que no pese nada, sea perfectamente portátil, pero se pueda leer sin dificultades. Además, al tratarse de archivos de libro electrónico, podemos variar el tamaño de letra sin ningún problema, así como los márgenes en cada uno de los lados, por lo que puede personalizarse el libro para que tenga el formato preferido en cada caso.

Kindle2

La tienda es perfecta

Y todo sin olvidarnos de la tienda de libros de Kindle. Sin duda alguna, se trata de la mejor tienda de venta de libros electrónicos que existe actualmente en España, y eso que existen algunas independentes con mucho nivel. Amazon reúne un catálogo muy grande, con precios realmente buenos y, sobre todo, muy fáciles de descargar. Quizás el mayor problema es que el catálogo podría ser todavía más grande. Existen aún editoriales y autores que han decidido no apostar por el libro electrónico, y eso está ocurriendo principalmente en España, donde parece que el nivel cultural es el de hace unas cuantas docenas de años.

En lo que respecta al almacenamiento de libros, estamos hablando de datos inútiles. Inútiles porque lo más probable es que no lleguemos al máximo de capacidad del Kindle. Y en caso de que sea así, tampoco hay problema, porque tanto la descarga como la compra de nuevos libros son realmente sencillas.

Podemos, además, enviar libros hasta el Kindle Paperwhite por medio de una dirección de email que nos asigna Amazon, de manera que con enviar dicho archivo por correo electrónico, ya se descarga en el lector de libros electrónicos.

Dos inconvenientes

Solo hemos sido capaces de encontrarle dos inconvenientes a este Kindle Paperwhite. El primero tiene que ver con el formato de los libros electrónicos. Se nota que se trata de una compañía que se dedica a vender ebooks, pues no permite la lectura de archivos en formato .epub, que es el formato de ebooks más común que existe en este momento. A priori, eso puede ser un problema, pues hace que la mayor parte de los usuarios opten siempre por la compra de los libros de Amazon, en formato .mobi. Siempre existe la opción de convertir el archivo de .epub a .mobi, algo que incluso es simple, y con programas que envían el mismo libro al Kindle después de haberlo convertido. Sin embargo, ya supone la instalación de un programa adicional, el uso de un ordenador, y por lo menos el manejo de dicho programa, lo que ya complica el proceso. Posible es, pero aquellos que no quieran complicarse directamente optarán por utilizar solo archivos .mobi.

En segundo lugar, extraña que no tenga toma para auriculares. No es que el Kindle Paperwhite sea para escuchar música, pero sí es cierto que muchos lectores se han percatado ya de que prefieren leer libros mientras escuchan música. En ocasiones, canciones compuestas precisamente para escucharse mientras se lee. En cualquier caso, extraña la ausencia del jack para los auriculares, que, por otro lado, puede encontrar cierta justificación. La posibilidad de escuchar música reduciría notablemente la autonomía del Kindle Paperwhite, que actualmente puede rondar fácilmente un mes con una sola carga. Desde que nosotros lo tenemos, solo ha sido cargado una vez, por poner un ejemplo, lo que difiere mucho del consumo energético de un tablet, que si lo usamos para leer, no sería raro que tuviéramos que cargarlo cada uno o dos días.

¿Qué tiene el Kindle que no tenga un libro?

Ahora bien, aquellos que todavía no confíen mucho en los lectores de libros electrónicos, seguirán preguntándose cuál es la verdadera diferencia entre un Kindle Paperwhite y un libro normal. Realmente, las diferencias son varias, algunas de las cuales ya han sido mencionadas. Por un lado, la pantalla iluminada permite leer en la oscuridad o con poca luz. Esto puede ser útil en muchos casos, desde cuando no queremos tener una luz encendida siendo de noche, hasta cuando no hay suficiente luz en la habitación como para leer con comodidad. Subiendo el nivel de luminosidad de la pantalla conseguiremos que sea mucho más cómodo leer, sin tener que forzar la vista. Por otro lado, pudiendo ajustar el tamaño de las letras, no nos tendremos que preocupar por la vista cansada, solo tenemos que aumentar el tamaño de la letra para leer con más facilidad. Podemos ir variando con el objetivo de que leamos durante más tiempo.

Pero no solo es una cuestión de formato, sino también de algunos añadidos importantes. Por ejemplo, podemos realizar búsquedas seleccionado una serie de palabras. Podemos buscar el significado en el diccionario integrado, traducir esa porción de texto, o bien buscar en Wikipedia información adicional. Y todo sin olvidarnos de la función Time to Read, que se basa en el tiempo de lectura de cada uno de nosotros. Almacena datos sobre cómo leemos, a qué velocidad, y lo hace por medio del paso de página. En función de eso, nos dice cuánto tiempo tardaremos en leer el siguiente capítulo. Así podemos saber si lo vamos a acabar a tiempo, o si es mejor leer ese capítulo otro día.

Por cierto, es capaz de almacenar más de 1.100 libros. Puede que alguno de vosotros tenga en su biblioteca una cantidad mayor. Si no es así, en un solo Kindle los puedes llevar todos. Si tienes más de 1.100 libros, lo más probable es que tú ya tuvieras un Kindle desde hace mucho tiempo.

Precio

En lo que respecta al precio, nos encontramos con dos opciones. El Kindle Paperwhite está disponible en una versión que cuesta 129 euros y que cuenta únicamente con conectividad WiFi, y otra versión de 189 euros que cuenta con conectividad 3G.

Temas Relacionados