Kingston HyperX DDR3, máxima calidad

La memoria DDR3 ha sido hasta ahora una propuesta elitista, para usuarios avanzados. No obstante, con la llegada de los procesadores Core i7 y el chipset X58 se da el pistoletazo de salida para la memoria DDR3 como estándar de facto para los próximos años

Manuel Arenas

27 febrero 2009

El kit de memoria Kingston KHX16000D3K3/3G X está pensado especialmente para su empleo en plataformas Intel Nehalem y se adecua con rigor al estándar JEDEC, no superando en ningún caso 1,65 V, que es el límite establecido por Intel como «seguro» para evitar provocar daños en la CPU.

Por si fuera poco, este kit compuesto de tres módulos de 1 Gbyte es compatible con los perfiles X.M.P. (Xtreme Memory Profiles) definidos por Intel, que permiten aumentar la velocidad de la memoria hasta 2.000 MHz, como en el caso de este kit de Kingston. Los parámetros de funcionamiento para la latencia son de 9-9-9 y con una temporización 1T incluso para la máxima velocidad.

Los módulos se encuentran protegidos por disipadores de aluminio bien fijados a los chips, con el característico color azul y el logotipo de la gama HyperX de Kingston. Y, en conjunto, se puede afirmar que es una de las mejores propuestas de memoria DDR3 para los nuevos procesadores Core i7 que se pueden encontrar actualmente en el mercado.