Kingston SSDNow V 40 GB, disco duro SSD a la última

La tecnología de los discos duros apenas ha cambiado en los últimos diez años, pero con los modelos SSD que emplean memoria Flash en vez de tecnología magnética, el panorama ha variado radicalmente

Manuel Arenas

17 mayo 2010

Las ventajas de los discos SSD radican sobre todo en el menor tiempo de acceso a los datos, que hace que, en los modos de uso más habituales, cuando se emplean como discos del sistema, el rendimiento supere en muchos órdenes de magnitud al de los discos magnéticos. En los modos de acceso secuenciales las diferencias no son tan espectaculares, aunque generalmente son las más apreciadas de cara al usuario.

Este disco, por ejemplo, no presenta una velocidad de escritura secuencial destacable, superada con claridad por modelos magnéticos. Pero en pruebas como IOMeter, midiendo el número de IOPS realizadas en el disco en modalidades aleatorias de acceso, está entre 30 y 80 veces por encima de un disco magnético de última generación. De este modo, la propuesta de Kingston se convierte realmente en un acelerador para cualquier usuario que desee aumentar el rendimiento del sistema operativo.

41182407394_dd1d7c4284_b

Como contrapartida está su escasa capacidad de 40 Gbytes, donde además del sistema operativo se instalan aplicaciones y archivos de datos. Por este motivo es conveniente definir políticas de ahorro de espacio, como la desactivación del swap de memoria en disco (siempre y cuando haya suficiente RAM). Además, no viene mal un disco convencional para el almacenamiento con una elevada capacidad.

El precio de este disco SSD de Kingston es realmente bueno teniendo en cuenta la calidad de su tecnología y su rendimiento. Apenas 80 euros para un disco que supondrá una experiencia de uso del sistema operativo mejorada no es realmente una exageración. Todo lo contrario, dan ganas de hacerse un RAID con dos o más.

Temas Relacionados
Loading...