Kiss VR-558

Su excelente diseño queda en segundo plano teniendo en cuenta sus grandes posibilidades

12 abril 2006

En nuestras manos un equipo dotado de una excelente conectividad que lo hace ideal para situarlo como puente entre cualquier dispositivo que ya tengamos (incluidos los descodificadores de cable/satélite), ya que nos permitirá grabar cualquier programa mientras se está reproduciendo, o llevar a cabo tareas de Timeshifting si se diera el caso.

No obstante, tampoco debemos obviar la inclusión de una toma Ethernet que aumenta exponencialmente las posibilidades del VR-558. En concreto, éste es capaz de conectarse a Internet para recopilar (desde diversos orígenes) la guía electrónica de programas (EPG), información meteorológica, radio basada en web o, incluso, juegos on-line contra otros usuarios que también dispongan de este modelo.

Asimismo, si conectamos el reproductor directamente a nuestro ordenador vía FTP (ya sea mediante cable cruzado o bien a través de un router), podremos realizar una búsqueda de medios y reproducirlos directamente en la televisión. Algo que en muchas ocasiones no solo ahorra tiempo sino también la grabación de compactos.

En el lado negativo, lo ideal es que el fabricante se hubiera decantado por incluir una tarjeta de red inalámbrica para evitar el tedioso cableado, así como una sintonizadora de televisión digital, detalles que convertirían a este producto en un imprescindible en el salón y, además, de larga duración.