Konica Minolta Magicolor 5550

La solución que nos ocupa presume de todas las cualidades que caracterizan a un buen equipo de impresión laser en color: es bastante compacta, rápida, silenciosa y ofrece una gran calidad de impresión

26 octubre 2008

El desarrollo que ha experimentado la tecnología de impresión láser en color durante el último lustro ha sido abrumador. Las soluciones que se comercializan en la actualidad son más pequeñas y silenciosas, su calidad de impresión es muy superior y, sobre todo, gozan de un precio mucho más atractivo que las de hace 5 o 6 años.

 

El modelo Magicolor 5550 ha sido concebido para satisfacer las necesidades de pymes y grupos de trabajo de dimensiones moderadas. Nos ha convencido sobremanera el diseño de su menú de gestión por su sencillez y, además, su rendimiento es muy bueno, aunque algo inferior al anunciado por el fabricante tanto al utilizar controladores de impresión PostScript como PCL.

 

Aun así, el resultado más favorable que han arrojado nuestras pruebas en monocromo asciende a 26 páginas, lo que no está nada mal. Por último, queremos destacar que su calidad de impresión es fantástica. Destaca por sus negros densos y uniformes, buena calibración de las líneas perpendiculares, gran resolución tipográfica y, sobre todo, por la pureza e intensidad con que restituye los colores.