Larga vida a nuestros productos de consumo

Incrementar el éxito de los productos controlando su ciclo de vida, desde la concepción al reciclaje es el objetivo de las soluciones de Gestión de Ciclo de Vida de Producto. Con ellas se pueden compartir procesos, conocimientos e ideas en todas las etapas de un producto

Larga vida a nuestros productos de consumo

17 abril 2009

LA OPINIÓN DEL EXPERTO

Hasta que se produce la salida al mercado de un producto, las empresas dedican una gran cantidad de recursos a su concepción, diseño, desarrollo, fabricación y puesta en marcha. Si el producto no tiene éxito, estos recursos habrán sido malgastados, creando ineficiencias y significativas cargas de costes para el negocio.

En cualquier caso, el camino de la innovación conlleva inevitablemente pruebas, errores y aciertos. La clave, por tanto, reside en la reutilización del conocimiento generado cuando se está desarrollando un producto.

Gracias a las soluciones de Gestión de Ciclo de Vida de Producto (PLM), los usuarios de la empresa pueden compartir procesos, conocimientos e ideas en todas las etapas del ciclo de vida de un producto, desde su concepción hasta su retirada del mercado.

Las soluciones PLM trabajan conectadas a los sistemas de planificación de recursos (ERP), gestión de la cadena de suministro y gestión de las relaciones con los clientes, ya que en ellos reside la valiosa información que permitirá que toda la empresa –también la empresa distribuida- trabaje en cooperación para la concepción, diseño, fabricación y soporte de los productos.

Los datos estarán así permanentemente actualizados y la comunicación entre divisiones diversas –desde marketing a fabricación o postventa- será fluida y fiable.

Al mismo tiempo, reducirá el ciclo de tiempo empleado y rebajará los costes de producción. Estas reducciones de costes son posibles gracias a que los conocimientos, datos y experiencias son compartidos por todos los miembros del equipo de trabajo, y la complejidad de los diseños y modificaciones de producto son más fácilmente manejables.

La reducción de los ciclos de desarrollo (hasta en un 40%) puede llegar a ser decisiva en el actual mercado de ritmo acelerado: las empresas están obligadas a acortar los tiempos respetando los estándares de calidad.

La colaboración en el ciclo de vida del producto dará lugar además a otras ventajas cruciales para la empresa: podrá responder con mayor rapidez a las nuevas demandas del mercado y lanzará productos de mayor calidad gracias a la optimización de diseños y procesos.

De este modo, conseguirá también mayor fidelidad por parte de sus clientes (que estarán más satisfechos con los resultados obtenidos) y, finalmente, ampliará su cuota de mercado.

La implantación del PLM deberá ser gradual, implicando progresivamente a más áreas de la empresa hasta que se alcance su máximo aprovechamiento. Su alcance incluye además a todos aquellos que intervienen en el ciclo de vida del producto, no sólo a los miembros de la plantilla, también a los partners, proveedores y clientes.

El bajo coste de implantación de las soluciones PLM –unido a su rápido ROI- es otro de sus grandes atractivos. Puesto que sólo un 20% de productos triunfan en el mercado, el gasto invertido debe compensar las pérdidas generadas en el restante 80% de productos que fracasan.

Las soluciones PLM lo que consiguen fundamentalmente es elevar el índice de éxito de los productos de una compañía, al afinar múltiples aspectos que van desde su promoción a su distribución o las prestaciones innovadoras que lo diferencien de la competencia.

La correcta gestión del ciclo de vida de un producto facilitará, en definitiva, la capitalización de las oportunidades de mercado y la preparación ante incidencias o sucesos imprevistos en el entorno empresarial.

Gestionar con flexibilidad el capital intelectual de los productos mejorará tanto la toma de decisiones como el valor añadido de los mismos o la capacidad de la empresa para ofrecer innovación.

La creatividad de las personas (diseñadores, ingenieros, partners, clientes…) no será nunca desaprovechada, y los productos que lance la empresa, contarán con mayores garantías de éxito ya que irán dirigidos a su mercado objetivo, en el momento oportuno y con las mejores funcionalidades.

Por Eudald Carrera, consultor PLM de Dassault Systèmes

Loading...
'); doc.close(); });