Lentillas: ¿El wearable definitivo?

David Cerdán

Realidad Aumentada lentilla

10 mayo 2016

Nuevos rumores apuntan a una carrera tecnológica por ser el primero en desarrollar y lanzar al mercado el wearable definitivo: una lentilla de alta tecnología para el público general. ¿Será cierto?

La locura de las Google Glass

Hace unos años Google detuvo el mundo unos días con su anuncio de las “Google Glass”, unas gafas con grandes capacidades tecnológicas: realidad aumentada, control por voz, capacidad para hacer fotos y grabar vídeo, etc. Para hacerlas incluso más atractivas, la empresa proporcionaba además la posibilidad a terceros de crear sus propias aplicaciones.

Rápidamente surgieron las primeras voces críticas, centradas sobre todo en la privacidad de las personas observadas a través del artilugio (“¿me estará grabando mientras hablamos?”). Este hecho y un diseño poco natural apagaron poco a poco la emoción inicial hasta nuestros días.

Unos años después, nos encontramos con una nueva ola de rumores, que esta vez van mucho más allá de unas simples gafas: la posibilidad de miniaturizar aún más la tecnología en forma de lentilla. Veamos el abanico de posibilidades que abrirían.

Infinitas posibilidades

A primera vista podemos pensar que las posibilidades son evidentes: ¡unas “Google Glass” sin “glass”!: realidad aumentada, grabación de contenido, mayor visión.

No obstante si escarbamos un poco la superfície nos damos cuenta que la idea va mucho más allá. Una lentilla, un elemento pequeño, pegado a nuestro ojo, en contacto directo con nuestro cuerpo. A nivel médico se habla ya de: control glucémico para diabéticos, suministro automático de medicamentos, autofoco para personas con hipermetropía entre otros. A nivel de ocio escuchamos rumores más acordes a lo que conocemos: visión nocturna, fotos, vídeo, eso sí, en un dispositivo antes inimaginable.

¿Y los datos?

La verdad es que esta vez los rumores son más que rumores. No sabemos cuándo pero sí quién y qué.

Sony ha patentado unas lentillas con capacidad para grabar vídeo controlado por el parpadeo. Samsung recientemente ha hecho lo mismo, incluso con la posibilidad de mandar el contenido al teléfono móvil con unas pequeñas antenas. Google lleva ventaja, ya con dos patentes, aunque una de ellas contempla que la lentilla sea implantada y no simplemente colocada por el usuario.

También se tiene constancia de trabajos en universidades americanas (como Michigan y Wisconsin), empresas israelíes (siempre muy asociadas a la alta tecnología) y estudios con fondos militares americanos.

Aquí tenéis los enlaces a algunas de estas patentes:

Patente de Sony

Patente de Google

 

¿Y vosotros qué opináis? ¿Os atreveríais a llevarlas o pensáis que supondrían un riesgo?

 

 

Temas Relacionados