Lexmark X9350

El modelo multifunción X9350 de la firma estadounidense mejora el diseño de anteriores versiones. Destaca por su calidad en el fotocopiado aunque no es demasiado rápida en términos generales

18 junio 2008

Uno de los apartados donde Lexmark parece que se ha esforzado en los últimos meses con sus nuevas gamas de dispositivos de impresión y multifuncionales es el diseño,. En este sentido, esta máquina nos recuerda a equipos más profesionales basados en impresión láser, eso sí, manteniendo un espíritu joven y elegante gracias a la utilización de elementos plásticos con acabado en piano blanco.

 

Se trata de un modelo bastante silencioso y, aunque en varias de las pruebas acusa una ligera lentitud, la verdad es que el resultado merece la pena. En concreto, nos ha gustado la forma en la que se escanean los documentos, tanto en calidad normal como con papel fotográfico. Parte de la culpa la tiene el escáner que, sin llegar a ser de los que más resolución ofrece a priori, ha sabido mantener un alto grado de exactitud con respecto a los originales.

 

En otro orden de cosas, la configuración WiFi es prácticamente un juego de niños. Mientras que también sobresale una bandeja de entrada capaz de albergar hasta 150 hojas y cuyo sistema de apertura y cierre se asemeja también al de modelos de gama más profesional.