Linux barato y fiable… si hay un experto detrás

Parece mentira, pero a algunos Linux todavía les suena Linux a sistema operativo gratuito y eso no es cierto, por lo menos, no del todo, si se quiere tener las espaldas cubiertas

Linux barato y fiable… si hay un experto detrás

21 julio 2008

LA OPINIÓN DEL EXPERTO

Obviamente, el precio es un factor muy importante a la hora de valorar cualquier inversión en tecnología, pero instalar sin problemas y en el tiempo adecuado un sistema operativo de fuente abierta sin el desembolso inicial de la compra de licencias y poder hacer frente de una forma ágil a las posibles contingencias, requeriría elevados conocimientos de programación por parte del usuario.

 

De ahí que las distribuciones Linux comercializadas por empresas facilitan enormemente el aprovechamiento de las ventajas que aportan las soluciones basadas en plataforma Linux, entre las que se incluyen unos costes menores.

 

Además, especialmente, en el caso de los clientes empresariales, la capacidad de proporcionar una asistencia técnica de calidad de los proveedores expertos en TI, aporta la estabilidad y seguridad imprescindibles.

 

Y es que, aunque la notable reducción de la inversión que suponen las soluciones Linux frente a las propietarias sigue siendo uno de sus principales atractivos, el hecho de que se perfile como una alternativa válida y fiable no sería posible si no ofreciese características como la facilidad de uso, un rendimiento óptimo o máxima seguridad.

 

Distribuciones oficiales

Linux sólo puede considerarse una opción más que rentable siempre que cuente con el respaldo de una infraestructura sólida, por lo que es indispensable elegir un proveedor con el conocimiento experto que pueda garantizar a los usuarios que, efectivamente, se están beneficiando de un sistema con el mismo nivel de servicio y fiabilidad de las soluciones patentadas a un precio mucho menor.

 

Así, el cliente de Linux puede gozar ahora de las ventajas “tradicionales” del software propietario a un precio mucho más bajo, ya que la fuente del software que usa es abierta y gratuita, ventajas indispensables para el éxito de Linux en el ámbito empresarial.

 

Ninguna empresa se aventuraría a optar por el código abierto para su infraestructura TI sin el respaldo de un proveedor sólido que le permitiera contar con la confianza de fabricantes de software y hardware, cuyo soporte no sería posible sin un sistema operativo certificado.

 

La seguridad es otro de los puntos que quita más el sueño a los profesionales y empresas a la hora de apostar por Linux. No es de extrañar. Ninguna compañía puede asumir la indefensión ante las amenazas que existen en Internet, amenazas que se encuentran en constante evolución.

 

Por ello, es fundamental disponer de un sistema operativo actualizado contra las últimas vulnerabilidades detectadas, condición indispensable que los proveedores de Linux deben garantizar para tranquilidad de sus clientes.

 

Por último, para hablar de tranquilidad, es imprescindible que los clientes no puedan ser objeto de reclamaciones de violación de propiedad intelectual del código fuente, algo a lo que las compañías han sido y son especialmente sensibles, y que ha de formar parte del compromiso del proveedor.

 

En este sentido, los clientes de las diversas “distros” empaquetadas pueden estar absolutamente tranquilos, ya que gozan de soluciones certificadas y además disfrutan de la necesaria interoperabilidad con aplicaciones de Microsoft en la mayoría de los casos.

 

Podemos decir, por lo tanto, que la aparición del concepto de “empresa abierta” ha estado ligado a la irrupción en el mercado de compañías que han ofrecido soporte, impulsando el código abierto a través de un férreo compromiso con esta comunidad.

 

Por todo ello, Linux ha dejado de ser una alternativa barata, pero arriesgada, para convertirse en un sistema más que rentable a todos los niveles, una elección que garantiza el mismo nivel de servicio y fiabilidad que en el caso de las soluciones patentadas, eso sí, siempre que tenga el respaldo de una infraestructura sólida como la que proporciona un proveedor experto.

 

Juan Zamora, Linux business development manager Spain & Portugal de Novell