Tu PC en una llave USB

Aunque muchos usuarios móviles hacen uso de portátiles para desarrollar su trabajo, si en el lugar de destino cuentas con un ordenador disponible no necesitarás más que una llave USB, ya que a través de ella podrás trasladar tu Escritorio allí donde estés

Tu PC en una llave USB

15 mayo 2008

Imagina la situación: viajas a una ciudad y, por alguna razón, no dispones de un portátil para trabajar. ¿Qué hacer si quieres llevar contigo un entorno de trabajo adecuado? Si dispones de un PC al que conectarte en tu destino, una alternativa sería usar los servicios on-line que ofrecen, por ejemplo, soluciones ofimáticas como Google Docs o Zoho. Sin embargo, resulta mucho más interesante poder seguir trabajando con las aplicaciones que ya conoces, algo que los desarrollos como U3, MojoPac o PortableApps, que son lo que se podría llamar «lanzadores de aplicaciones portátiles», permiten hacer volcándolas en una llave USB.

 

Una idea simplemente genial, ya que las posibilidades son prácticamente ilimitadas. En ese dispositivo de almacenamiento (que no tiene por qué ser necesariamente una llave USB, aunque éste sea el formato más práctico), podremos contar con nuestro navegador y todos los marcadores y favoritos que usemos habitualmente, nuestro calendario de citas con su planificación mensual, el cliente de correo con la configuración adecuada y la lista de contactos o la suite ofimática con nuestros documentos preparados para ser creados, modificados y destruidos. Todo lo que hagamos en la llave USB queda sólo reflejado en ella y, cuando la desconectamos del equipo, no existe absolutamente ninguna huella de lo que hemos hecho en ese PC, ya que todos los cambios se han registrado en el sistema «portable».

 

Hace algo más de un año dedicábamos nuestro Tema de Portada a un conjunto de desarrollos que, ya por aquel entonces, permitían a un usuario tener en una llave USB un entorno de trabajo reducido pero muy funcional. El mercado no ha cambiado demasiado en estos meses en las ofertas disponibles, pero sí lo ha hecho en el número de aplicaciones que es posible encontrar en formato «portable». Así pues, en las próximas páginas recordaremos las alternativas disponibles actualmente en cuanto a lanzadores de aplicaciones portátiles se refiere, y también destacaremos las principales aplicaciones en este segmento, algunas de las cuales no tienen nada que envidiar a sus versiones completas.

 

U3, prestaciones profesionales

La primera de las alternativas destacadas de este segmento la ofrece la empresa U3 (www.u3.com), que se ha aliado con diversos fabricantes de llaves de memoria USB para integrar de serie (durante el proceso de fabricación) una suite con diversas aplicaciones especialmente adaptadas para este formato. Las llaves U3 Smart Drive están disponibles por parte de SanDisk (con sus famosas Cruzer), Intuix, Memorex, Disk2go o Hama, por poner algunos ejemplos, por lo que el primer requisito será contar con una llave que dé soporte a este tipo de tecnología. No servirá cualquiera (de hecho, las compatibles hacen gala de un logo característico), así que si pensáis en aprovechar este tipo de soluciones deberéis adquirir una de estas llaves, algo de lo que encontraréis más información en www.u3.com/smartdrives/default.aspx.

 

Una vez con la llave en vuestras manos, dispondréis de un disco de sistema en formato USB y, al conectarla en cualquier PC, os aparecerá un entorno de trabajo personalizado con las aplicaciones que hayáis elegido (hay una buena oferta al respecto en los repositorios de U3) y con un menú de inicio especialmente creado para tal efecto denominado Launchpad. Este menú permite acceder a las distintas herramientas disponibles, además de a descargas adicionales de software y a distintos parámetros de seguridad, como proteger el acceso a estas opciones mediante la introducción de una contraseña. Si apostáis por la solución de U3, comprobaréis que además de herramientas gratuitas también se contemplan algunas aplicaciones comerciales para este formato que será posible descargar desde sus repositorios (previo pago, claro). La gran desventaja de este cuidado desarrollo reside precisamente en esa dependencia de una serie de llaves USB específicas, que obviamente tendrán un precio sensiblemente mayor al de las convencionales.

 

MojoPac, versatilidad portátil

El segundo de nuestros protagonistas en este asunto es MojoPac (www.mojopac.com), un proyecto muy interesante de RingCube Technologies (www.ringcube.com) del que sus desarrolladores destacan su versatilidad. De hecho, no sólo se puede aplicar a llaves USB sino que desde sus páginas web se nos recomienda hacer uso de otros dispositivos de almacenamiento (www.mojopac.com/portal/content/what/devices.jsp) como discos duros USB, iPods e incluso teléfonos móviles (algunos ya incluyen suficiente capacidad de almacenamiento) para aprovechar al máximo las prestaciones de este desarrollo.

 

Por tanto, y afortunadamente, MojoPac no requiere un dispositivo o llave USB específica y se puede instalar donde deseemos. Desde sus páginas web es factible obtener la versión denominada MojoPac Freedom, una edición totalmente gratuita que reúne las funcionalidades básicas, suficientes para la mayoría de usuarios. Para nuestras pruebas, utilizamos un disco duro externo y una llave USB de tan solo 128 Mbytes, lo que demuestra que incluso los viejos modelos también sirven para esta tarea. El funcionamiento es idéntico al de otras soluciones: una vez descargado el instalador y ejecutado, dispondremos de una unidad totalmente autónoma que, al ser conectada al PC, pondrá en marcha una sesión de MojoPac. La impresión que nos causará es la de que tenemos un ordenador dentro de otro, como ocurre en la virtualización, y en cierto modo así será.

 

Podremos cambiar de nuestra máquina personalizada MojoPac a la máquina anfitriona (el PC con Windows al que hemos conectado  la llave o disco USB), y ejecutar aplicaciones, instalarlas o modificar datos dentro de MojoPac de forma que los cambios sólo afecten a nuestra llave USB. Ninguna de las operaciones queda reflejada en la máquina anfitriona y, cuando terminemos con la sesión, podremos extraer la llave normalmente y llevárnosla a casa para sincronizar los cambios en nuestro PC si así lo deseamos.

 

La inmensa oferta de Portable Apps

Portable Apps (www.portableapps.com) es, probablemente, la solución más conocida y popular a la hora de trasladar nuestro escritorio a un dispositivo de almacenamiento USB. Mientras que las dos anteriores tienen una filosofía comercial (aunque MojoPac sí que ofrece una versión gratuita), este desarrollo se encuentra totalmente orientado al mundo Open Source, de modo que ese «aroma de libertad» permite que, entre otras cosas, podamos distribuirlo libremente.

 

La gran ventaja de esta alternativa reside en la enorme cantidad de aplicaciones disponibles en formato portable. En MojoPac es posible instalar aplicaciones convencionales en el dispositivo de almacenamiento (incluso juegos completos, algo muy interesante para «jugones» que viajan sin sus portátiles), pero el rendimiento de éstas no es óptimo, debido a que fueron diseñadas para ser ejecutadas desde equipos y discos duros convencionales. Sin embargo, en Portable Apps disponemos de versiones especiales de muchísimas aplicaciones que sí están orientadas a dispositivos de almacenamiento extraíbles.

 

Precisamente, esas son sus dos grandes ventajas: su filosofía Open Source (lo que se suele traducir en la gratuidad del proyecto, aunque puede que haya ciertas aplicaciones comerciales) y la inmensa cantidad de aplicaciones compatibles. Prácticamente, todas las herramientas más populares de libre distribución tienen su versión para Portable Apps, lo que permite que podamos disponer de una solución potente y muy versátil en nuestras manos.

 

Linux en pequeño formato

El sistema operativo de libre distribución no podía faltar a la cita con la informática práctica: las distribuciones dirigidas a ser utilizadas en medios de almacenamiento extraíbles también son parte de la oferta Linux. Así lo demuestran soluciones como la famosa DamnSmallLinux (www.damnsmalllinux.com) o Puppylinux (www.puppylinux.org), siendo la primera especialmente relevante al haber ido evolucionando desde que en sus orígenes fuese una versión súper reducida de Linux de tan sólo 50 Mbytes.

 

Hoy en día la distribución se puede instalar en otros medios, y de hecho existe una página en formato Wiki (www.damnsmallli nux.org/wiki/index.php/Main_Page) que da mucha más información sobre el tema.

 

Pero éstas no son las únicas alternativas, como es normal en el mundo Linux. Desde PenDriveLinux (www.pendrivelinux.com), otra singular página dedicada exclusivamente al tema, se indica el procedimiento para instalar tanto desde Windows como desde Linux una imagen arrancable de MCNLive (una versión reducida de Mandriva), pero además se ofrecen tutoriales para instalar Ubuntu, Knoppix, Gentoo o SLAX en una llave USB y luego que ésta sirva como dispositivo de arranque. El único requisito: que el PC en el que las utilicemos permita arrancar desde USB, algo que desde hace años está presente como opción en las modernas BIOS del sistema.

 

Aplicaciones portátiles para Mac

Los usuarios de la plataforma de Apple también están de enhorabuena, puesto que existe una iniciativa que permite acceder a las virtudes de estas aplicaciones portátiles también en Mac OS X. El Free Software Mac Users Group dispone de una página (www.freesmug.org/portableapps) específicamente dedicada a albergar versiones especiales de aplicaciones convencionales para Mac OS X. Estas soluciones pueden almacenarse en llaves USB, discos duros USB, tarjetas de memoria e incluso en los iPod para ser ejecutadas desde ellos en otros Mac con los que trabajemos.

 

Y todo manteniendo preferencias personales, tales como favoritos de Internet, contactos y configuración de cuentas de correo. La idea es exactamente la misma que la de Portable Apps sólo que adaptada a la plataforma de Apple, lo que sin duda facilita el trabajo en otros Mac si no disponemos de nuestro ordenador allá donde nos desplacemos. No hay, ni mucho menos, tantas aplicaciones (http://osxportableapps.sourceforge.net) como en las vertientes de Windows, pero la oferta resulta suficiente para trabajar con los tipos de documento más importantes o navegar por Internet.

 

Otras alternativas

Hemos destacado las soluciones que actualmente destacan por su relevancia y popularidad, pero eso no ha impedido que otros desarrolladores lancen proyectos similares en este segmento. Ceedo (www.ceedo.com) es una solución dirigida a entornos empresariales (aunque disponen de una edición Personal para usuarios finales) que no esconde su secreto: la virtualización aplicada a sistemas de almacenamiento extraíbles. Menos importantes son proyectos como Lupo PenSuite (www.lupopensuite.com), winPenPack (www.winpenpack.com) o winInizio PenSuite (http://pensuite.wininizio.it), siendo estas dos últimas curiosamente soluciones provenientes de desarrolladores italianos.