Llega la revolución táctil

Cada vez son más los dispositivos que podemos adquirir con capacidades táctiles: lectores de ebooks, móviles, reproductores de música, marcos de fotos… La revolución táctil ha explotado

Daniel Navarro Martínez

Llega la revolución táctil

6 julio 2010

Hace unos años la película Minority Report sorprendió al mostrar un equipo policial haciendo uso, guante en mano, de una interfaz holográfica de grandes dimensiones sobre la que se recogían las ensoñaciones de tres personas capaces de predecir el futuro. Todavía no es posible procesar el pensamiento humano y probablemente nunca podremos predecir el futuro, sin embargo, sí es factible encontrar proyectos reales que se asemejan, e incluso superan, a esos efectos especiales.

epapel

• En un futuro podremos escribir sobre una hoja de papel electrónico como lo hacemos hoy sobre una hoja de papel normal.

Las pantallas táctiles nos ofrecen una nueva forma de interactuar con los dispositivos. Hasta ahora, el ratón y el teclado era los canales principales de comunicación con nuestros gadgets, sin embargo, no siempre son los idóneos para todos los usos. Por ejemplo, los videojuegos de estrategia en tiempo real no son fácilmente controlables con un ratón y un teclado y, en este sentido, una pantalla táctil nos permitiría obtener un control más eficaz sobre el juego. Es un hecho que los dispositivos táctiles están de moda y, a pesar de que esta tecnología no es nueva, se ha visto reforzada en los últimos años por el desarrollo de nuevas interfaces, como, por ejemplo, la del smartphone HTC Sense, que permite sacar partido a la velocidad y la precisión con que movemos los dedos de las manos. Entre otros avances tecnológicos cabe destacar la aparición de las pantallas capacitivas de alta precisión, que mejoran notablemente la experiencia de los usuarios.

qooq

• Si te gusta la cocina, con Qooq podrás aprender de forma interactiva. Este dispositivo táctil te enseñará todo lo que necesitas saber para ser un buen gastrónomo. Aunque, eso sí, por el momento solo está disponible en francés.

Usando el puntero

Los grandes protagonistas de la década pasada fueron los PDAs. Estos dispositivos, del tamaño de una mano, eran auténticos ordenadores de bolsillo, y fueron los máximos exponentes de la tecnología táctil. Constituyeron la evolución natural de las agendas electrónicas y, a pesar de haber tenido cierta relevancia en el mercado profesional, no llegaron al gran público, en buena parte debido a su alto precio, que en promedio superaba los 300 euros. Los líderes fueron dos: Palm, la reina de los PDAs durante muchos años con series como los Zire, y HP, con sus renombradas iPAQ, que representan los años dorados de esta tecnología. (Curiosamente, hace poco que HP ha comprado Palm).

La característica fundamental de los PDAs fue el uso de un puntero sobre una pantalla resistiva que nos permitía desplazarnos por distintos menús. Algunos, además, contaban con reconocimiento de escritura sobre la pantalla. Los PDAs han ido desapareciendo del mercado a medida que otros dispositivos, los smart­phones, han ido acaparándolo y mejorando las propiedades de aquellos.
La llegada de los smartphones

A mediados de la década pasada aparecieron a gran escala los primeros teléfonos móviles inteligentes que representan la convergencia de dos tecnologías, los móviles y los PDAs, en un único dispositivo. De todos ellos, el que sin duda supuso un punto de inflexión fue el iPhone, un dispositivo con capacidad multitáctil y una pantalla capacitiva cuya interfaz aún es considerada una de las mejores. Su diseño ha influido en gran parte de los smartphones posteriores. A día de hoy, existe una cantidad ingente de estos dispositivos, como el Nexus One de Google o el HTC HD2, y cada día salen nuevos desarrollos que tratan de mejorar la experiencia de usuario. En este sentido, existen dos sistemas operativos que han adquirido gran relevancia estos últimos meses: Android, con una interfaz sencilla, totalmente orientada al uso táctil y, en cierto sentido, parecida a la del iPhone, y Windows Mobile, gran protagonista de la época dorada de los PDAs que, con su nueva versión 7, promete un gran cambio en lo que concierne a la experiencia táctil.

iphone

• El iPhone supuso una revolución en cuanto a interfaz de usuario se refiere, y sigue siendo a día de hoy uno de los smartphones mejor valorados.

Los smartphones, a diferencia de otros dispositivos, se caracterizan por permitir el uso de los dedos para acceder a los menús, relegando al puntero. En este sentido, las pantallas capacitivas van tomando un mayor protagonismo a pesar de que las resistivas, debido a su inferior precio, son las que predominan. En cuaquier caso, es necesario aclarar que no todos los teléfonos táctiles son smartphones, ni todos los smartphones son táctiles.

Los MIDs al poder

Internet es una herramienta imprescindible; tanto que hoy en día no se entiende el mundo sin la red de redes. En el mercado existen numerosos dispositivos diseñados específicamente para acceder a Internet caracterizados por sus propiedades táctiles. Son conocidos como MIDs (Mobile Internet Device o dispositivo móvil para Internet), y durante los últimos meses han salido a la calle múltiples modelos. Un buen ejemplo es el Toshiba JournE Touch. El mercado de los MIDs todavía no ha despegado, por lo que es difícil encontrar estos dispositivos en la calle. Sin embargo, este año esa tendencia podría cambiar con la salida del iPad, un nuevo concepto de Apple que pone en nuestras manos un dispositivo que pretende sacudir el mercado y acercar esta tecnología al gran público. Los MIDs se caracterizan por contar con pantallas de entre 7 y 10 pulgadas y una resolución suficiente para navegar por Internet con comodidad. Suelen contar con interfaces simplificadas que dan acceso directo a los distintos servicios de Internet, representados por iconos, que el usuario pulsa sobre la pantalla. La ausencia de un teclado en la mayor parte de los modelos es suplida por un teclado virtual sobre la propia pantalla.

journe

• Toshiba JournE Touch es un ejemplo excelente de un MID con una interfaz sencilla con la que disfrutaremos durante horas de nuestra conexión a Internet.

¿Escribiremos sobre este tipo de pantallas?

El mercado tecnológico es riquísimo en lo que a ideas y soluciones se refiere, y encuentra en la tecnología táctil un aliciente para la innovación. Un buen ejemplo de esto fue la rueda que incorporó Apple en sus reproductores iPod, que permitía a los propietarios de este dispositivo deslizarse rápidamente entre los distintos álbumes hasta escoger una canción. Esta idea es un distintivo de esos reproductores, que fueron en gran medida los causantes del éxito que catapultó a Apple en la década pasada.

Una tecnología que a buen seguro será protagonista en los próximos años es el papel electrónico. La clave de su éxito, que pretende desplazar al papel tradicional, será su capacidad para permitir la escritura sobre su superficie táctil. Pero hasta que llegue a las tiendas pasará mucho tiempo y, por el momento, nos tenemos que conformar con disfrutar de dispositivos de tinta electrónica como el iLiad de iRex o el Wolder Boox, especialmente indicados para tomar anotaciones sobre su pantalla.

iliad

• Escribir y tomar notas es algo fundamental en los dispositivos de tinta electrónica. Irex iLiad, gracias a su superficie de Wacom, nos ofrece una alta calidad en cuanto a escritura sobre la pantalla.

Revolución en las aulas

En los próximos años dos van a ser elementos clave de la revolución tecnológica en las aulas. Por una parte, la entrada de los lectores de libros electrónicos va a suponer una nueva forma de acceder al conocimiento. Con estos dispositivos los alumnos podrán leer libros de texto y escribir apuntes e incluso realizar exámenes. Por otro lado, tenemos la pizarra electrónica.

ebeam

Aunque todavía queda bastante tiempo para que sea un dispositivo habitual en las clases, existen soluciones actuales que gozan de mucha popularidad y que podemos encontrar en algunas universidades españolas. Éste es el caso de eBeam, de la empresa Luidia, un sistema capaz de convertir una simple pizarra o superficie en una extensión del escritorio de un PC. Para usarlo, es necesario un ordenador y un proyector. El elemento esencial de esta tecnología es un sensor colocado en un extremo de una pizarra o superficie. Mediante unos punteros especiales, el sensor es capaz de detectar sus movimientos, que envía al ordenador para ser procesados. Gracias a la imagen proyectada sobre la pizarra por el proyector, el profesor podrá realizar su exposición, controlando así el escritorio de su ordenador sobre la propia pizarra (más información).

Control digital en dispositivos tradicionales

La mayor parte de los equipos que tenemos hoy en día no son táctiles, aunque hay una tendencia clara a la adopción de interfaces controladas de forma digital. Por este motivo, es probable que en los próximos tiempos comencemos a encontrar soluciones que nos permitan transformar un dispositivo sin esa capacidad en un ingenio táctil. En este sentido podemos destacar el desarrollo multitouch de la empresa Displax Interactive Systems. Esta solución nos ofrece la posibilidad de convertir una superficie de cristal, plástico o madera en una pantalla multitáctil. Su tamaño es equivalente al de una hoja de papel y su peso oscila en torno a los 300 g. En la actualidad es capaz de reconocer hasta 16 focos. El panel es un desarrollo de la empresa Visual Planet. Si queréis profundizar en este ingenio echad un vistazo aquí.

esposible

• Lo que hace unos años sonaba a ciencia ficción, hoy es una realidad. Proyectos como multitouch nos muestran las infinitas posibilidades de la tecnología táctil.

Linux también se deja tocar

Desde su nacimiento ha sido uno de los sistemas operativos más innovadores, por lo que no es extraño que hace ya mucho tiempo que permite el uso de pantallas táctiles. De hecho, los usuarios de Linux cuentan con soporte nativo multitáctil desde la versión 2.6.30 del kernel. Probadlo y no os arrepentiréis.

linux_touch
Loading...