La madurez de Linux

Para conocer las novedades que nos ofrecen las distribuciones de Linux publicadas durante 2009, no te pierdas esta comparativa en la que analizamos seis de las soluciones de escritorio más populares, y damos un repaso a las made in Spain

Daniel Navarro Martínez

La madurez de Linux

1 diciembre 2009

Este año se cumple el 40 aniversario de Unix, el sistema operativo desarrollado por los laboratorios Bell de AT&T, que tuvo un papel protagonista en el nacimiento de la informática y que sirvió de inspiración para que un joven estudiante de la universidad de Helsinki llamado Linus Torvalds comenzara el desarrollo en 1991 de un primer esbozo de sistema operativo, al que bautizó como Linux kernel.

Este proyecto se convirtió, gracias a Internet y a todos los desarrolladores que se ofrecieron a colaborar con él de forma desinteresada, en el sistema operativo que conocemos hoy, instalado en millones de ordenadores, con cientos de distribuciones y muy buenas perspectivas de crecimiento.

Después de 40 años, Linux puede definirse como un sistema operativo maduro, que destaca por su estabilidad, rendimiento y fiabilidad. Sin embargo, no cuenta con una gran difusión en el terreno doméstico, a pesar de lo sencillo que resulta hoy en día adquirir un equipo con Linux y del esfuerzo que toda la comunidad está realizando para hacerlo llegar a los usuarios noveles. No obstante, el cada vez mayor respaldo de las empresas tecnológicas más importantes del mundo a este sistema demuestra el interés de la industria por el modelo de plataforma libre representada por Linux.

Linux en España

Aprovechando un reciente estudio llevado a cabo por Red Hat y Georgia Tech, que sitúa a España junto con Francia a la cabeza en la adopción de soluciones Open Source, hemos querido destacar algunas de las distribuciones más populares desarrolladas en nuestro país.

En la actualidad, España cuenta con cerca de 50 distribuciones en desarrollo, la mayor parte de ellas basadas en Ubuntu y Debian, que se pueden dividir en tres grandes grupos. Un primer grupo lo forman las distribuciones promovidas por los distintos gobiernos autonómicos, cuyo objetivo común es impulsar la Sociedad de la Información a través del fomento del software libre, con especial interés en el sector educativo.

Entre los más importantes, podemos destacar gnuLinex, un proyecto pionero impulsado por el gobierno de Extremadura y ampliamente galardonado, que se encuentra presente en todos los centros educativos de esa comunidad. Otro buen ejemplo es Guadalinex, inspirada en gnuLinex e impulsada por el gobierno de Andalucía, con una amplia presencia en el entorno educativo andaluz.

Algunos de los desarrollos autonómicos más importantes son Max en Madrid, Linkat en Cataluña, Lliurex en Valencia, Molinux en Castilla la Mancha, EusLinux en el País Vasco, mEDUXa en Canarias y Melinux en Melilla, todos ellos, en mayor o menor grado, fomentados por los distintos gobiernos regionales.

INTRO_mapas

Un segundo grupo lo forman las distribuciones Linux desarrolladas en universidades españolas. En este grupo cabe destacar dos proyectos: Bardinux, una distribución desarrollada en la Universidad de La Laguna que goza de gran popularidad; y Trisquel, desarrollada por la Universidad de Vigo y patrocinada por la Junta de Galicia, que puede presumir de ser una de las pocas totalmente libres recomendada por la Free Software Foundation.

El tercer grupo está formado por aquellas distribuciones desarrolladas por empresas, asociaciones o por particulares. En este cabe destacar, entre otras, Kademar Linux, un proyecto de instituto convertido en una popular distribución; y Wifislax, una distribución basada en Slax con multitud de herramientas de seguridad y auditoría wireless.

INTRO_Guada

Un repaso a las distribuciones

Las distribuciones que hemos escogido en esta comparativa son algunas de las más populares del momento. Hemos seleccionado Ubuntu 9.04, Debian 5.0, Mandriva Spring 2009, Fedora 11, Linux Mint 7 y Arch Linux 2009.02. La gran ausente de esta edición es OpenSuse, con la que no hemos podido contar debido a una reestructuración interna del proyecto que nos impide disfrutar de una nueva versión. Por otra parte, no podríamos dejar de mencionar algunas distribuciones, como Slackware o Gentoo, que cuenta con muchos seguidores, por lo general, usuarios avanzados de Linux.

Son varias las novedades que encontraremos en las distribuciones analizadas. La más significativa de todas ellas es, probablemente, la implantación del nuevo sistema de archivos Ext4 en la mayor parte de ellas. Este nuevo sistema aporta mejoras sensibles en el rendimiento del sistema. Otro aspecto a destacar es la cada vez mayor estabilidad de KDE, que con la versión 4.2 se puede considerar totalmente estable.

INTRO_PC

Curiosos apodos

Jaunty Jackalope, Leonidas o Gloria son los apodos (codenames, en inglés) de algunas de las distribuciones que todos conocemos. Sin embargo, muchos de ellos no son nombres al azar. Ubuntu elige cada seis meses el nombre de su distribución como una composición de un adjetivo más el nombre de un animal en inglés, siguiendo el orden del abecedario. La versión 8.10 se llamó Intrepid Ibex, la 9.04 Jaunty Jackalope y la 9.10 se llamará Karmic Koala. De la versión 10.04 solo sabemos que el animal y el adjetivo empezarán por L ¿quizá Lordy Lion o Lucky Lemur?

Debian basa la elección de su nick en el nombre de los personajes de las películas Toy Story y Toy Story 2 de Pixar. Algunas versiones se denominaron Buzz, Rex o Buddy. Debian 5 se llama Lenny. Por su parte, Fedora sale cada seis meses y lo hace con un apodo que es votado por sus miembros.

Lo curioso es que el nombre de la nueva iteración tiene que estar relacionado con el de la anterior. Fedora 9 se denominó Sulphur y Fedora 10, Cambridge, ambas ciudades de Estados Unidos. Cambridge y Leonidas, nombre de la nueva versión de Fedora, están relacionadas por ser barcos de la Union Navy. La siguiente versión de Fedora se llamará Constantine.

Linux Mint, que está basada en Ubuntu, también cuenta con un curioso sistema de apodos. Con tres letras de retraso respecto a Ubuntu, Linux Mint elige para sus distribuciones el nombre de mujer y lo hace en orden alfabético. Las últimas han sido Elyssa y Felicia. La versión 7 se llama Gloria y la 8 se llamará Helena.

Recuadro_Suse-Studio

Distribuciones ligeras

Por lo general, para disfrutar de una distribución de Linux, no es necesario contar con un equipo de altas prestaciones, como sí ocurre con otros sistemas. El diseño modular de Linux permite que se adapte a distintos entornos de trabajo, desde grandes redes de servidores hasta un ordenador antiguo.

Para este último caso, existen un conjunto de distribuciones especiales, que reducen sensiblemente los requerimientos para ser instaladas, sin renunciar a ninguna funcionalidad. Las más populares son Damm Small Linux, Simply Mepis y Puppy Linux.



SUSE Studio, tu propia distribución

Entre todos los proyectos que hemos podido analizar en el último año, uno de los más sorprendentes ha sido SUSE Studio (http://susestudio.com). Este desarrollo, cuyo objetivo es el que nosotros podamos construir nuestra propia distribución basada en SUSE, permite vislumbrar el potencial que el cloud computing nos depara en el futuro.

Para empezar, la creación de nuestra distribución la realizaremos a través de la página web del proyecto. Podremos añadir todos los paquetes que necesitemos, modificar las imágenes de presentación, añadir scripts y lo más sorprendente de todo, una vez configurada, podremos probarla a modo de máquina virtual en la misma página web.

La opinión de PCA: cada día más cerca del hogar

Los desarrollos analizados en esta comparativa nos dan una idea clara sobre las posibilidades de Linux y su buen estado de salud. Todos gozan de una calidad excepcional. Para elegir a la distribución ganadora, hemos tenido en cuenta varios factores, entre los que destacan la estabilidad, la facilidad de uso, la innovación y, sobre todo, la experiencia de usuario con vistas a convertir a Linux en su sistema operativo principal.

Para usuarios domésticos y profesionales

Creemos que la distribución que mejor reúne todas esas características es Ubuntu, que cuenta con una de las mayores comunidades de Internet, se desenvuelve muy bien en distintos ámbitos y es la perfecta candidata a convertirse en una distribución de uso habitual.

Sin embargo, le faltan algunos detalles que pulir, como el diseño o la ausencia de un panel de control centralizado. Ubuntu tampoco destaca como distribución de empresa, quizá por la poca experiencia de Canonical en ese terreno, al contrario que Red Hat o Novell, que cuentan con una gran infraestructura que les permite situar a Linux en posición de competir de tú a tú con otras soluciones empresariales.

Fedora, campo de ensayos de Red Hat, apuesta por la innovación, asumiendo un el riesgo. Es la distribución, junto con Mandriva, que cuenta con un mayor número de novedades, aunque también es la última que ha salido. Fedora es una distribución equilibrada, apta tanto para el uso empresarial como para el doméstico. Sin embargo, a diferencia de las otros sistemas, es ciertamente inestable y con frecuencia contiene demasiados bugs en su lanzamiento.

En el lado opuesto, encontramos a Debian, un producto de excelente calidad, ideal para servidores aunque cada día más cerca del usuario doméstico, cuya máxima es la estabilidad y que mantiene el espíritu del software libre en lo más alto. Sin embargo, su filosofía puede chocar con los intereses del público novel, que podría experimentar cierta frustración por no disponer de soporte para códecs propietarios o drivers.

Mandriva, en ese aspecto, sigue siendo una distribución ideal para probar Linux, dando la sensación de ser la más cercana a Windows. Sin embargo, su mayor desventaja es que el soporte que recibe tanto de la comunidad como de la propia Mandriva no es suficiente.

Linux Mint es una distribución satélite de Ubuntu, que cuenta con todas sus ventajas, aportando un mejor diseño y alguna idea original. Sin embargo, su mayor defecto es la total dependencia de Ubuntu, que la hace, por el momento, una distribución menor aunque con gran potencial. Por último, Arch Linux es una gran solución, cuya mejor baza es su gran rendimiento; sin embargo, es una distribución no apta para usuarios noveles y difícil de abordar sin conocimientos previos.

Lo mejor: la innovación

Linux cuenta con una serie de características como son su estabilidad, su seguridad y su buen funcionamiento; sin embargo, en lo que cada vez destaca más es en la capacidad que tiene de crear nuevas ideas y aplicarlas, llegando a estar un paso más allá que otros sistemas operativos.

Lo peor: el respaldo
La falta de apoyo de algunas compañías clave en el sector del software que hace en ocasiones muy difícil la adopción de Linux como sistema operativo. Afortunadamente, cada vez son más el número de soluciones alternativas, que pueden sustituir en cierta medida la funcionalidad de las no soportadas. Y en caso de no poder, existen herramientas como Wine, CrossOver o Cedega que nos permitirán ejecutar aplicaciones destinadas a otros sistemas directamente en Linux.

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });