Mandriva 2009 Spring, lleno de novedades

Con una interfaz sencilla, que hará las delicias de los que por primera vez decidan acercarse a Linux, Mandriva ofrece un entorno amigable y novedoso, en el que podremos disfrutar de todo el potencial de nuestro ordenador

Daniel Navarro Martínez

15 octubre 2009

A primera vista, el cambio más significativo que encontrarán los seguidores de Mandriva en esta versión 2009 es la adopción definitiva del entorno de escritorio KDE4, que pasa a ser la única versión de KDE soportada, en detrimento de KDE3.

Otra curiosa novedad viene de mano de DrakX, el instalador de Mandriva, que nos permitirá acceder a los archivos que tengamos guardados en el equipo durante el proceso de instalación y ofrecerá una detallada descripción del hardware del mismo gracias al módulo HDT.

También podremos elegir Ext4 como sistema de archivos, que mejorará en buena medida el rendimiento de dicho sistema respecto a la versión anterior. El kernel incluido es el 2.6.29, que aporta algunas novedades, como SpeedBoot, que mejora el tiempo de carga de sistema priorizando los procesos relacionados con la interfaz gráfica, el soporte para WiMax o FileSystemFreeze, una tecnología que permite detener las escrituras al sistema de archivos con el fin de poder realizar un mantenimiento especial del sistema, por ejemplo, un backup.

En este sentido, Draksnapshot nos permitirá simplificar el proceso de recuperación de sistema, en caso de que hayamos tenido algún problema y queramos restaurarlo. Internamente, se han mejorado algunos aspectos de seguridad relacionados con el firewall. Por último, tendremos la opción de instalar un paquete para poder usar la interfaz Sugar, especialmente interesante si tenemos un ultraportátil.

Mandriva en los ultraportátiles

Desde la salida de los ultraportátiles de bajo coste, uno de los objetivos que se ha propuesto Mandriva es adaptar su distribución para que pueda ser instalada en estos pequeños ordenadores y aprovechar todas sus funcionalidades. A día de hoy, Mandriva puede presumir de ser una de las propuestas que mejor se adaptan a las características especiales de los netbooks. Por este motivo, no es extraño encontrar en Mandriva 2009 Spring la interfaz Sugar, un gestor de ventanas especialmente ideado para ser utilizado en los netbooks, desarrollado en el marco de proyecto OLPC.