Maxcube Amoris 6010, inmejorable dentro y fuera

Este chasis de Maxcube, del que nos ocupamos en esta occasion, se encuentra dirigido eminentemente a un usuario avanzado. Como prueba de ello, dispone de un conjunto de detalles que facilitarán mucho la labor del overclocker

Eloy García Almadén

22 agosto 2009

Por ejemplo, el switch incorporado en la parte trasera del mismo que, conectado convenientemente a la placa base instalada en el PC, permitirá borrar la memoria CMOS que almacena la configuración de la BIOS y restablecer los parámetros de fábrica en caso de haberse producido cualquier tipo de error. Implementa, asimismo, un par de ventiladores de 12 cm de diámetro, uno en el frontal y otro detrás, que ayudarán a evacuar el calor del interior.

Este modelo también está preparado para la refrigeración líquida gracias a las dos aberturas practicadas en la parte trasera y, en líneas generales, el acabo externo nos ha convencido y alabamos la gran cantidad de puertos adosados en la zona superior de la caja (cuatro USB, un eSATA y conectores para micrófono y auriculares).

El acabado interno es el que nos ha conquistado un poco menos. Para empezar, todas las fijaciones de tarjetas de expansión o de unidades ópticas se encuentran realizadas en plástico, pero las que menos nos han gustado han sido las de los discos duros internos. El material utilizado se nos antoja un tanto endeble y la disposición de cada bandeja dificulta en cierta medida la instalación de los cables de conexión de cada disco duro.

Temas Relacionados