Medal of Honor, en el punto de mira del gobierno británico

El videojuego bélico, ambientado en el conficto afgano, está siendo duramente criticado por el secretario de Defensa británico Liam Fox. El dirigente conservador ha pedido el boicot del juego que saldrá a la venta el próximo 12 de octubre por permitir a los jugadores recrear ataques contra las fuerza de la OTAN

Medal of Honor, en el punto de mira del gobierno británico

24 agosto 2010

El videojuego bélico, ambientado en el conficto afgano, está siendo duramente criticado por el secretario de Defensa británico Liam Fox. El dirigente conservador ha pedido el boicot del juego que saldrá a la venta el próximo 12 de octubre por permitir a los jugadores recrear ataques contra las fuerza de la OTAN.

El secretario de Defensa se encuentra «disgustado y enfadado» con Medal of Honor, el videojuego bélico de Electronic Arts que recrea el conflicto de Afganistan y permite al jugador manejar la facción talibán durante enfrentamientos profundamente realistas contra las fuerzas aliadas. «Hay niños que han perdido a sus padres y esposas que han perdido a sus maridos a manos del ejército talibán. Es difícil creer que un ciudadano de nuestro país quiera comprar un juego tan anti-británico» ha dicho un airado Liam Fox en declaraciones recogidas por BBC.

Para concluir, el titular de Defensa ha pedido a los vendedores el veto de Medal Honor y así mostrar el apoyo incondicional a las fuerzas armadas británicas. Desde la compañía Electronic Arts se asegura que ningún soldado británico muere durante el juego ya que no han desarrollado tropas de este país en el videojuego. «En el modo multi-jugador existe la posibilidad de asumir identidades en ambos lados del conflicto, detalle recurrente en este tipo de juegos y que cuenta con multitud de ejemplos en el pasado (existen versiones anteriores donde el jugador combate dirigiendo al ejército nazi)» señala Electronic Arts.

Loading...