Mentiras en la memoria interna de smartphones y tablets

17 diciembre 2014

Es asombroso ver cómo todas las compañías lanzan smartphones y tablets con una memoria interna anunciada que después es mentira. Solo algunos informan no solo de la memoria interna, sino también de la que queda libre después de instalar todo su software. Esto podría generarles un problema legal, pues la OCU los ha denunciado.

Y es que, seguro que a todos nos ha ocurrido que hemos comprado un smartphone con una memoria de 16 GB, o de 32 GB, y solo estaban disponibles 12 GB o 28 GB, para el usuario. Muchos de nosotros lo sabemos y ya contamos con ello, pero otros usuarios se llevan una sorpresa al cabo de un tiempo, cuando descubren que ya no tienen más espacio. Al final podemos decir que lo de la memoria interna es una mentira, porque al usuario al final le queda menos memoria de la que se anuncia, salvo en el caso de algunas compañías, que sí indican cuánta memoria queda libre para el usuario.

Y no hablamos de compañías que lanzan smartphones o tablets de mala calidad, sino de compañías de altísimo nivel, tales como Apple, Samsung, Sony o LG. Aunque no podemos hablar de compañías concretas, dado que es algo que ocurre en la inmensa mayoría de los casos –y no decimos todos por la imposibilidad de conocer cada uno de ellos–.

Los casos más conocidos los tenemos actualmente en el iPhone 6 y en el Samsung Galaxy Note 4, dos de los smartphones más recientes del mercado y de mayor nivel. Tomamos como ejemplos dos versiones, la de 16 GB del iPhone 6 y la de 32 GB del Samsung Galaxy Note 4. En el primer caso, de los 16 GB, solo nos quedan 14,7 GB libres para el usuario. Es decir, que 1,3 GB son utilizados por Apple para instalar su software. Si tenemos en cuenta que cada vez lanzan actualizaciones que ocupan más espacio, al final nos encontramos con que nos están quitando más de un 10% de la memoria del smartphone. Algo que todavía es más grave en el caso del Samsung Galaxy Note 4 de 32 GB, que deja libres para el usuario tan solo 24,6 GB. En los dos casos las compañías instalan software que la mayoría de usuarios no utilizan.

Pero hay casos que son todavía más extremos, como el caso del Wiko Wax, un smartphone con memoria de 4 GB, que deja libres tan solo 499 MB, un 12% de lo que ofrecen inicialmente.

Esto ha llevado a OCU, la Organización de Consumidores y Usuarios, a denunciar lo que ocurre con los smartphones y tablets. En total, se ha denunciado a 24 fabricantes por 171 smartphone, y a 16 fabricantes por 75 tablets, por incumplimiento de contrato y publicidad engañosa, en la Dirección General de la Comunidad de Madrid.

Lo que exigen es que se sancione a los fabricantes, se les obligue a informar de la memoria disponible no de la teórica, y que además reintegren la parte proporcional del dinero pagado por el espacio no disponible, o en su defecto, que lo liberen. Probablemente no se conseguirá todo lo que se solicita, pero esperamos que los consumidores no queden tan expuestos a la publicidad engañosa de los fabricantes.

Temas Relacionados