Microsoft adelanta las características de Surface Pro

Microsoft ha dado a conocer los precios y especificaciones de su tableta Surface Pro, basa en procesadores Intel, que estará disponible en enero en Estados Unidos y montará una versión completa del nuevo sistema operativo Windows 8.

Microsoft Surface Pro

30 noviembre 2012

Microsoft ha dado a conocer los precios y especificaciones de su tableta Surface Pro, basa en procesadores Intel, que estará disponible en enero en Estados Unidos y montará una versión completa del nuevo sistema operativo Windows 8.

Tras la tibia acogida que ha dado el mercado a la tableta Surface de Microsoft basada en procesador ARM, la compañía ha proporcionado detalles sobre la versión para procesadores x86. Se trata de equipos ligeramente más grandes que los primeros, con mayor capacidad gráfica y de proceso, pero también mayor consumo y menor autonomía, como era de esperar.

Surface Pro monta procesador Intel Core i5, gráficos integrados Intel HD4000, 4 Gbytes de memoria RAM y sistema operativo Windows 8 completo. Su pantalla de 10,6 pulgadas con tecnología ClearType reconoce diez puntos de toque, frente a los cinco de su hermana para procesadores ARM, y ofrece una resolución también algo mayor: 1.920 x 1.080. Además, se entrega con un stylus sensible a la presión equipado con tecnología Palm Block, que evita que la escritura se interrumpa involuntariamente si se apoya la mano sobre la pantalla.

En lugar del puerto USB 2.0 incluye un USB 3.0, lo que permite realizar transferencia de archivos a mayor velocidad. Su batería de 42 W ofrece una autonomía de unas cuatro horas, justo la mitad que la de Surface con Windows RT.

El precio de esta tableta se sitúa en 899 dólares para el modelo de 64 Gbytes y en 999 $ para el de 128 Gbytes. A esta cantidad hay que añadir los 100 dólares que cuesta la funda-teclado Touch Keyboard. Estará disponible en enero en Estados Unidos y Reino Unido.

La producción de Surface RT, reducida a la mitad

Por otro lado, parece que la compañía ha decidido recortar a la mitad la producción prevista para la tableta basada en ARM, según las informaciones publicadas por la revista Digi Times. Han sido varios los suministradores asiáticos de Microsoft que han recibido órdenes de recortar la producción inicialmente prevista desde los 4 millones inicialmente solicitados a 2 millones.

La tibia acogida recibida por la tableta de Microsoft no ha pillado por sorpresa a la compañía, que ya durante su presentación admitía ser consciente de llegar un poco tarde a este mercado por boca de su CEO, Steve Balmer, que esperaba vender tan solo unos cuantos millones de unidades.

De todos modos, no solo el mercado se extrañó de la decisión de Microsoft de convertirse en fabricante de tabletas. Sus socios en este área vieron como la compañía se convertía de repente en su competidora.

Loading...
'); doc.close(); });