Microsoft Band, la pulsera inteligente para Windows, Android y iOS

Llega a los 199 dólares.

Emmanuel Jiménez

30 octubre 2014

Microsoft llevaba un tiempo trabaja en un nuevo wearable, y hoy mismo ha presentado su nueva pulsera inteligente, denominada Microsoft Band. Se trata de una pulsera cuantificadora, que destaca principalmente por ser compatible con Windows, Android y con iOS.

Las llaman pulseran inteligentes o pulseras cuantificadoras, y llevan ya un tiempo en el mercado, habiendo sido lanzadas principalmente por compañías dedicadas al deporte, como Nike, Adidas, o Garmin (fabricante de GPS deportivos). Sin embargo, cada vez son más las compañías tecnológicas que quieren especializarse en este tipo de productos deportivos, y habiendo visto ya la pulsera de Samsung y el Apple Watch, ahora era el turno de la compañía de Redmond, que ha presentado su Microsoft Band.

Cuantificadora

No han querido lanzar un reloj con una gran cantidad de elementos y posibilidades que no se usan, sino más bien una pulsera deportiva que sirva para cuantificar una gran cantidad de datos. En el caso de la Microsoft Band, por ejemplo, nos encontramos con una serie de sensores muy notable. Los básicos son el acelerómetro, giroscopio y girómetro, que se encargan de detectar el movimiento, y contar los pasos, y el monitor de ritmo cardíaco, aunque en este caso destaca por mostrarnos en todo momento las pulsaciones de nuestro corazón. Pero a todo esto hay que sumar el sensor de luz ambiental, útil para nivelar la luz de la pantalla, y detectar si es de noche,así como el sensor de la temperatura de la piel, el sensor de rayos ultravioleta, y el sensor de la respuesta galvánica de la piel. Con todos estos sensor podrá detectar si tenemos fiebre e incluso si estamos estresados. Además, cuenta con un micrófono que será especialmente útil para utilizar comandos de voz si tenemos un smartphone Windows, y con un motor que genera las vibraciones con las que recibiremos las notificaciones de nuestro smartphone.

Pero queremos destacar algo, y es el GPS. Si queremos hacer deporte y que la ruta seguida se quede almacenada, así como la velocidad que hemos llevado, y el ritmo en cada sector, la pulsera lo sabrá y almacenará estos datos gracias al hecho de que cuenta con GPS integrado, algo de lo que carecen el Motorola Moto 360 y el Apple Watch, por poner un ejemplo.

No es un reloj inteligente

Hay que decir, eso sí, que no es un reloj inteligente. Y eso implica determinadas cosas tanto positivas como negativas. Por un lado, no nos servirá para controlar el teléfono, salvo si es un Windows, y utilizamos los comandos de voz, pero tampoco podemos esperar mucho. Más bien es una pulsera que se encarga de cuantificar nuestra actividad deportiva, así como también el sueño. Podremos conocer las horas que dormimos, las veces que hemos hecho deporte, así como ver un historial del ritmo de nuestro corazón, lo que nos permitirá incluso determinar si tenemos algún tipo de problema cardíaco que pueda ser preocupante, o si estamos mejorando en nuestra capacidad cardíaca gracias al deporte. A su vez, es útil para conocer las pulsaciones de nuestro corazón cuando hacemos deporte, y así poder saber si llevamos la intensidad correcta o si tenemos que corregirla.

Decimos esto porque la pulsera Microsoft Band nos sirve más para ver información que para ejecutar acciones. Esa es la principal diferencia entre los relojes y las pulseras.

Gran compatibilidad

Otra de las grandes características de esta pulsera inteligente con respecto a sus rivales es que es compatible con los tres principales sistemas operativos del mercado. Windows será uno de ellos, y el que más opciones ofrecerá, pero también podemos utilizar la pulsera gracias a la aplicación gratuita Microsoft Health disponible para Android 4.3 o posterior, y iOS 7.1 o posterior.

Especificaciones y precio

Por último, cabe destacar que la pulsera cuenta con una pantalla TFT con un tamaño de 11 x 33 milímetros de 1,4 pulgadas, y con una resolución de 320 x 106 píxeles. La batería es de 200 mAh, lo que nos dará una autonomía de 48 horas, conllevando un tiempo de carga de una hora y media. Eso sí, se afirma que el GPS consume mucha batería, por lo que lo más probable es que sea recomendable utilizarlo solo cuando hagamos deporte.

En lo que al precio respecta, llega a los 199 dólares, y de momento solo se ha confirmado su disponibilidad en Estados Unidos, aunque esperamos que la compañía anuncie pronto su disponibilidad en todo el mundo, dado que no hay problemas de software que puedan complicar su distribución.

Temas Relacionados
Loading...