Microsoft levanta el DRM de la consola Xbox One

La compañía de Redmond ha decidido ceder ante la presión de sus usuarios y ha anunciado que la Xbox One no requerirá de conexión a Internet para ejecutar los juegos, entre otras medidas

Xbox One

20 junio 2013

La compañía de Redmond ha decidido ceder ante la presión de sus usuarios y ha anunciado que la Xbox One no requerirá de una conexión a Internet para permitir la ejecución de los juegos.

Microsoft ha anunciado igualmente que el sistema no impondrá ningún tipo de limitación a la hora de utilizar y compartir los juegos que, de hecho, podrán funcioanar tal y como lo hacen en la plataforma Xbox 360.

Según ha indicado el responsable de la Xbox en un comunicado, "una vez que se realizado la configuración inicial de la nueva Xbox One, puedes jugar a cualquier juego basado en disco sin necesidad de volver a conectarte en línea. Tampoco existirá un requerimiento de conexión en un margen de 24 horas y podrás llevar tu Xbox One a cualquier parte que quieras para jugar a tus juegos, tal y como es posible en la Xbox 360."

Dichas declaraciones contradicen al anuncio realizado por la compañía en el marco del E3, y donde se indicaba la necesidad de que la consola debía de conectarse a Internet cada 24 horas con el objeto de que fuese posible continuar ejecutando los juegos.

Sin embargo, mientras que los juegos en discos físicos pueden ser compartidos, revendidos, regalados o alquilados, no ocurre lo smismo con aquellos que se hayan descargado.

Temas Relacionados
Loading...