Microsoft potencia la privacidad de los usuarios en Explorer 9 con Traking Protection

La próxima versión del navegador de Microsoft, cuya edición definitiva se prevé disponible para principios del año que viene, incluirá mayor protección de la privacidad de los usuarios. En concreto, permitirá seleccionar qué sitios web pueden enviar y recibir datos del navegador, garantizando así que los movimientos del usuario no sean registrados

Microsoft potencia la privacidad de los usuarios en Explorer 9 con Traking Protection

9 diciembre 2010

La próxima versión del navegador de Microsoft, Internet Explorer 9 (ver análisis), cuya edición definitiva se prevé disponible para principios del año que viene, incluirá mayor protección de la privacidad de los usuarios. En concreto, permitirá seleccionar qué sitios web pueden enviar y recibir datos del navegador, garantizando así que los movimientos del usuario no sean registrados.

La característica Tracking Protection, o protección de seguimiento, impedirá que los sitios web recaben datos sobre el usuario, desde dónde se conecta, si es la primera vez que accede a esa página y decenas de detalles más que actualmente todos los websites recopilan durante la navegación de los usuarios.

Además, los usuarios podrán controlar qué contenidos de terceros pueden realizar un seguimiento de sus movimientos gracias a las Tracking Protection Lists, listados que incluirán las direcciones web de los sitios que realizan seguimiento y recaban datos. Gracias a esta lista, cuando un usuario visite una página web únicamente se permitirá al navegador acceder y comunicarse con la dirección en la que el usuario ha hecho clic, impidiendo que cualquier otra dirección URL asociada a la web visitada envíe o recoja datos del navegador.

Estas listas podrán ser albergadas por organizaciones o entidades dedicadas a la protección de datos de los usuarios y serán descargadas al ordenador del usuario de forma automática. Después se actualizarán periódicamente mediante un mecanismo de suscripción.

Esta característica, que desde el punto de vista del usuario resulta interesante y deseable, puede sin embargo poner en pie de guerra a cientos de sitios web dedicados a recopilar datos de uso, comportamiento, publicidad o estadísticas. Normalmente estas compañías incluyen en las páginas web pequeños códigos que permite realizar este tipo de seguimiento, conteo o control. También se emplean estos datos para enviar la publicidad más adecuada a cada tipo de medio.