Microsoft prepara una nueva generación de Kinect para Windows

Microsoft ha anunciado el desarrollo de un nuevo sensor Kinect for Windows, después de conocerse que su próxima consola Xbox One llevará aparejado su correspondiente actualización del sensor Kinect

24 mayo 2013

Microsoft ha anunciado el desarrollo de un nuevo sensor Kinect para Windows, después de conocerse que su próxima consola Xbox One llevará aparejado su correspondiente actualización del sensor Kinect. Aunque será en la conferencia BUILD 2013 que se celebrará en junio cuando la compañía proporcione más detalles a los desarrolladores, ha avanzado algunas de las novedades que incluirá.

Con el objetivo de mejorar la percepción de imagen y de sonido, el nuevo Kinect para Windows incluirá una cámara en color de alta definición que le permitirá reconocer detalles y movimientos con mayor precisión. Esto significa que será capaz de detectar el giro de la muñeca, la posición del cuerpo y hasta las arrugas de la ropa de la persona que se sitúe frente a él, gracias a la tecnología Time-of-Flight. Este desarrollo de Microsoft se encarga de medir el tiempo que tarda cada fotón en rebotar en un objeto o persona.

Además de la cámara, en color, el dispositivo incluirá un conjunto de micrófonos con aislamiento de ruido capaces de filtrar los sonidos ambientales para reconocer las voces de los usuarios incluso en habitaciones llenas de gente.

Kinect for Windows

El sistema también contará con un campo de visión ampliado, lo que mejorará su funcionamiento en habitaciones de todo tipo y tamaño. Esto evitará tener que hacer muchos cambios en las estancias donde se vaya a utilizar Kinect para Windows. Por ejemplo, se podrá usar sin problemas en un escenario y cambiar de diapositivas con un simple movimiento de la mano.

Kinect for Windows

El nuevo sensor también permitirá realizar un seguimiento más preciso del cuerpo, añadiendo más puntos de referencia para captar incluso el movimiento del pulgar. También será capaz de seguir hasta seis cuerpos a la vez, lo que amplía su campo de aplicación a nuevos escenarios en los que aumenta el número de participantes, y a actividades que requieren más precisión, como rehabilitación o fitness.

Por último, un nuevo sensor de infrarrojos facilitará el uso de Kinect for Windows en habitaciones con peores condiciones de iluminación, reconociendo mejor las caras, los gestos o las posiciones de las manos.

Temas Relacionados
Loading...