Motorola Moto E 2015, el mejor smartphone de gama básica del mercado

9 abril 2015

Motorola no es una compañía cualquiera. En los dos años está haciendo historia, literalmente, cambiando el mercado de los smartphones. El primer Motorola Moto G es el más vendido en toda la andadura de la compañía, y este nuevo Motorola Moto E 2015 recuerda muchísimo, quizás demasiado, a su hermano. Sin duda, es el mejor smartphone de gama básica que puedes comprar.

Motorola Moto E -1

Un diseño característico

El Motorola Moto E 2015 no llega para revolucionar toda la colección de smartphones de Motorola, sino más bien como un teléfono inteligente con un diseño continuista, y por ello podemos observar los elementos que ya se han convertido en clásicos en los terminales de Motorola. Su carcasa trasera combada facilita mucho el agarre del smartphone, aunque también impide que este sea estable al estar sobre una mesa. No obstante, es bastante ergonómico a la hora de utilizarlo con la mano, y eso siempre es algo de agradecer.

Quizás la mayor novedad en el diseño de este teléfono inteligente resida en que la carcasa ya no se puede quitar, sino que ahora lo único que se puede quitar es el marco del smartphone, que por cierto se puede sustituir por otro de un color llamativo, tratando de dar un toque de originalidad al terminal. Al quitar este marco tendremos acceso a las ranuras de tarjeta SIM y microSD. Por cierto, tiene un tacto rugoso, lo que a su vez también facilita el agarre del teléfono inteligente y evita las caídas del mismo.

En cuanto a su tamaño, es relativamente pequeño, debido a que su pantalla es reducida, de la que hablaremos a continuación, y sí que observamos dos características, un mayor grosor y peso de lo que es habitual en una gama superior. Aunque no es exagerado, sí que hablamos del smartphone más gordo de la compañía en el último año, algo que por otro lado, era de esperar. Su peso, aun siendo superior, es menos perceptible debido a que sigue siendo un teléfono inteligente pequeño con, por tanto, un peso reducido.

Está disponible en dos colores, negro y blanco. El acabo del plástico es mate, lo que se agradece, pues no le da un aspecto de móvil barato, ni acabará tan rayado como otros modelos anteriores. Como ya hemos dicho, los marcos intercambiables nos permiten aportarle un detalle de color interesante.

Motorola Moto E -2

Pantalla y sonido muy aceptables

En esta era de los smartphones de gran tamaño y de los contenidos audiovisuales, dos componentes como la pantalla y el altavoz se convierten en protagonistas. En este caso, eso sí, no podemos esperar grandes características si tenemos en cuenta que es un smartphone de gama básica con un precio muy económico. Aun así, su pantalla crece en tamaño con respecto a la pantalla del anterior Motorola Moto E, pasando de las 4,3 pulgadas a las 4,5 pulgadas que tiene el modelo de este año, lo que para nosotros es un tamaño realmente útil para un teléfono inteligente, siendo lo suficientemente grande para escribir en teclado, y ver contenidos, pero también lo suficientemente pequeño para contentar a todos aquellos usuarios que buscan un smartphone de unas dimensiones más reducidas. Quizás lo más cuestionable de este smartphone llega con la resolución de la pantalla, que es qHD, 960 x 540 píxeles, lo que significa que no es de alta definición, y eso sí que se nota, pues la densidad se queda en los 245 píxeles por pulgada. En cualquier caso, es lo esperable en un smartphone de este tipo, y hay que decir que después de haberlo probado a fondo tampoco lo hemos encontrado como un gran problema, nos hemos acostumbrado muy rápido a esta resolución. A nuestro entender, es algo más criticable el hecho de que el panel digitalizador, el panel táctil, incluya unos sensores que a la luz son más visibles que en otros smartphones, y que parecen generar columnas en la propia pantalla. No es un defecto de la pantalla en sí misma, no es que funcione mal, sino que a veces puede ser perceptible para el que se fija mucho.

No obstante, incluye un cristal Gorilla Glass 3, que protege muchísimo la pantalla de arañazos, y que para nosotros es un elemento imprescindible en un smartphone, y muy difícil de encontrar en un terminal tan económico. Un detalle sobresaliente.

En lo que al sonido respecta, hay que decir que no tenemos muchas pegas. El altavoz frontal con el que cuenta rinde bastante bien. Es muy difícil encontrar un móvil con altavoces de calidad. Los que llevan los mejores altavoces ni siquiera cuentan con una calidad de audio cercana a cualquier altavoz ligeramente superior que tengamos por casa, por lo que este altavoz, aun siendo de gama baja, no será un problema. Da un volumen y nitidez suficientes.

Cámara de pocos recursos

Si buscas la mejor cámara en un smartphone, este no es para ti, aunque lo más probable es que si buscas eso pienses gastarte mucho más dinero. No tendremos problemas si queremos capturar fotografías para enviar por WhatsApp. Es de cinco megapíxeles, aunque no incluye Flash LED, por lo que no se puede usar el smartphone como linterna. Y sí echamos de menos algunas opciones más. Aun así, debemos pensar en que es el smartphone más básico de Motorola, y no se le puede pedir más. Eso sí, si lo compras no esperes que las fotografías te vayan a sorprender. A esto hay que sumar una calidad de grabación al mismo nivel, y una cámara frontal VGA que no es demasiado útil, todo hay que decirlo, aunque podría servir para una videollamada con una persona que no esté ciega.

Motorola Moto E -3

Funcionamiento bueno, aunque…

Los Motorola son probablemente los mejores smartphones en lo que a funcionamiento se refiere. Claro está, los buques insignia siempre funcionarán bien sea cual sea el fabricante. Cuando bajamos de gama es donde se nota la optimización de cada fabricante, y la gran ventaja de Motorola es que utiliza un software muy liviano, casi Android puro, con muy pocos añadidos. En este caso, hablamos de Android 5.0 Lollipop, en una versión muy parecida a la de los Nexus. Sin duda, es algo a destacar el contar ya con Lollipop.

El funcionamiento del smartphone no es malo, probablemente mejor que el de cualquier smartphone de este nivel y con este precio. Algo que no solo debe agradecérsele a una ROM tan pura y con tan pocos añadidos, sino también al procesador Qualcomm Snapdragon 410 de 64 bits, y a la memoria RAM de 1 GB. Sin embargo, sí que es cierto que hemos notado diversas ralentizaciones en el teléfono. No hay cierres inesperados en las aplicaciones, sino más bien aplicaciones que tardan en ejecutarse, o diferentes órdenes que tardan en ser entendidas. En ese sentido, es peor que el primer Motorola Moto G con Android 4.4 KitKat. Y nosotros creemos que se debe principalmente a Android 5.0 Lollipop. La nueva versión del sistema operativo es desconocida todavía para los fabricantes, y llegó con muchas novedades tanto visuales como internas, lo que dificulta la optimización del mismo.

A esto hay que sumarle un problema adicional, y es que el smartphone tiene problemas con determinadas redes WiFi, un problema que todavía no se ha identificado con claridad y que están sufriendo una cantidad notable de usuarios. De nuevo, probablemente estamos hablando de un problema de software.

Es de esperar que todo esto se solucione con una actualización próximamente, aunque es un detalle a tener en cuenta, sobre todo para saber lo que esperar de este smartphone.

Batería y memoria

Dos problemas habituales en los smartphones son la batería y la memoria del mismo. Esta última suele ser clave para definir el funcionamiento del smartphone. Generalmente, una falta de memoria produce cierres inesperados de apps, lentitud a la hora de utilizar el smartphone de una manera general, etc. Aunque sí es cierto que hay algunos errores que podrían relacionarse con estos y que hemos comentado en el apartado anterior, lo cierto es que no percibimos otras cosas que son propias de la falta de memoria. En general, el smartphone aguanta bastante bien la ejecución de determinadas aplicaciones. No parece encontrarse con bloqueos prolongados. Su memoria interna es de 8 GB, una cifra que también es muy destacable para un smartphone tan económico. Para nosotros es el mínimo con el que tiene que contar un smartphone para ofrecer una buena experiencia. Hemos visto muchos gama básica en los 4 GB, por lo que para nosotros estos 8 GB son destacables.

En lo que a la batería respecta, nosotros nos hemos llevado una sorpresa. Es de 2.390 mAh, una cifra muy alta para un teléfono inteligente con una pantalla de solo 4,5 pulgadas. Y eso se nota en la autonomía. Es capaz de alcanzar las cinco horas de pantalla encendida, lo que se traduce en una autonomía que supera el día. Nos permitirá pasar una jornada completa sin preocuparnos por la batería, e incluso tener todavía algo de autonomía para el día siguiente, por si queremos cargar el smartphone por la mañana o al mediodía. Esto no suele ser común en un teléfono inteligente de gama básica. Y lo más curioso es que este es uno de los primeros smartphones que consigue hacernos olvidarnos de la preocupación constante por quedarnos sin batería. Sin duda alguna, algo a destacar.

Motorola Moto E -4

4G

De lo que sí que no podemos olvidarnos es de una de las principales características de este smartphone, y que también resulta novedoso en un smartphone tan económico. Si tienes contratada una tarifa de datos con cualquiera operadora, lo más probable es que esta ya ofrezca 4G. Hay smartphones más caros que este Motorola Moto E 2015 que no incluyen 4G, pero este sí, por lo que podrás aprovechar las conexiones de alta velocidad con el teléfono inteligente para descargar vídeos o grandes archivos más rápidamente, o simplemente para tener una conexión más estable.

Precio

No obstante, lo más destacable de este teléfono inteligente es su precio. Resulta curioso que ni siquiera los smartphones de marcas menos conocidas tenían precios tan económicos cuando Motorola lanzó el primer Moto E. A raíz de aquel todas tuvieron que ajustar mucho más sus precios. Pero a pesar de ello, el referente sigue siendo este gama básica. Su precio se fija en los 129 euros como cifra oficial de lanzamiento. Pero es un número que pronto se va a olvidar. Vamos a tardar muy poco en verlo por debajo de los 120 euros, y no demasiado en verlo acercarse a los 100 euros. La anterior versión está ahora en algo más de 70 euros, por lo que lo más lógico es que con el paso del tiempo este nuevo Motorola Moto E 2015 también se acerque a ese precio. Sin duda alguna, es la mejor manera de aprovechar ese dinero si quieres comprar un teléfono inteligente.

Temas Relacionados
Loading...