Mirada experta

Mac OS X Mountain Lion bajo nuestra lupa

Ya tenemos disponible en la App Store de Apple la nueva versión de Mac OS X. No hay novedades espectaculares, pero sí importantes pasos en seguridad, la Nube y la integración con las redes sociales

Enrique Sánchez rojo

Mac OS X Mountain Lion

31 octubre 2012

Esta nueva versión de Mac OS X no defrauda y, además de mejorar en rendimiento (máquinas algo antiguas se mueven mejor ahora que con Lion), incluye muchos interesantes detalles. Vistos en concreto, probablemente no son nada sorprendente, pero en global marcan un interesante paso adelante en las posibilidades de los ordenadores Mac.

Pocos cambios en la interfaz

A nivel visual no se aprecian importantes diferencias, aunque se han modificado algunos detalles del Dock (por ejemplo, para indicar las aplicaciones abiertas) y se han añadido características nuevas, como el Centro de notificaciones en el que nos detendremos más adelante.

En este sentido los cambios más importantes van dentro y, junto a nuevas aplicaciones y características especificas para desarrolladores, encontramos funcionalidades tan prácticas como el PowerNap. Esta tecnología hace que, con el equipo suspendido, ciertas aplicaciones puedan realizar tareas básicas del sistema sin despertar la máquina. Así, cabe la posibilidad de actualizar el correo, calendario o contactos de iCloud o, siempre que esté conectado a la corriente, descargar actualizaciones prioritarias para el sistema. Y todo ello, mientras el ordenador permanece en reposo.

Seguridad

Durante el pasado año 2011 y parte de este 2012 han saltado algunos casos sonados de fallos de seguridad en Mac OS X. Apple se lo ha tomado en serio y ha implementado mejoras importantes en la seguridad interna y, por extensión, en el control de la privacidad de los datos personales.

Así, en el apartado de Seguridad de Preferencias del Sistema podemos especificar el tipo de aplicaciones que se podrán ejecutar sobre Mountain Lion. Tenemos tres niveles: solo las disponibles en la App Store, las de la App Store y las que provengan de desarrolladores certificados, así como la menos restrictiva, que permite ejecutar cualquier aplicación. En esta misma ventana tenemos un apartado de Privacidad que nos permite, además de activar la Localización basada en WiFi, decidir qué aplicaciones podrán acceder a datos sensibles, como los contenidos en los contactos o la cuenta de Twitter.

Mac OS X Mountain Lion 1

iCloud

El entorno en la Nube de Apple (iCloud) cada vez está más presente en el sistema operativo. En Mountain Lion, de hecho, encontramos enlaces como el que ofrece la aplicación TextEdit (el equivalente al Bloc de notas de Windows), que nos permite crear y guardar archivos directamente sobre nuestro espacio de iCloud en la Nube. Esto supone que, más tarde podremos ir a cualquier dispositivo iOS (iPhone, iPod o iPad) y consultar ese mismo documento sin necesidad de realizar operación alguna.

Este método de funcionamiento es también extensible a Pages, Numbers o Keynote (las aplicaciones de ofimática de Apple), que, tras sus últimas actualizaciones gratuitas, ya ofrecen la posibilidad de crear un documento directamente sobre iCloud y hacerlo accesible en iOS.

Mac OS X Mountain Lion 3

iMessage

El antiguo iChat da paso ahora a iMessage o Mensajes (en la versión española), que integra la capacidad de establecer chats o videollamadas Facetime. Lo impresionante del sistema es que, además de poder comunicarnos con otros equipos Mac OS X, también podremos hacerlo con cualquier dispositivo iOS.

Para ello, tenemos la opción de utilizar el número de teléfono del iPhone con el que vayamos a contactar o el ID de Apple registrado en un iPad/iPod para Facetime. El resultado es que podemos enviar mensajes a cualquier móvil, tecleando cómodamente desde nuestro Mac y sin coste alguno, puesto que van a través de la red de datos. Incluso es posible usarlo para enviar a nuestro propio iPhone/iPad direcciones o datos que vayamos a necesitar.

Mac OS X Mountain Lion 2

Centro de notificaciones

Aunque no sea demasiado espectacular, es una de las grandes novedades de Mountain Lion y recuerda tremendamente al Centro de notificaciones de iOS. La idea es que tengamos un sistema que nos avise en todo momento de actualizaciones, recordatorios, citas de calendario, mensajes de Twitter y un largo etcétera de aplicaciones. Podemos visualizarlo con solo pinchar en el primer icono empezando por la derecha de la barra superior. E igualmente, su funcionamiento se ajusta desde el panel de Preferencias/Notificaciones, donde es factible personalizar el comportamiento de cada aplicación.

Mac OS X Mountain Lion 4

Apps al estilo iOS

Uno de los apartados que demuestran por dónde van a ir los tiros en los próximos años es el de las nuevas aplicaciones de Notas, Recordatorios o Game Center. Todas ellas se parecen más a una app por su sencillez y minimalismo, hasta el punto de parecerse demasiado a sus homólogas móviles. Además, en el caso de las dos primeras están pensadas para integrar sus datos con los de nuestros equipos móviles apoyándose para ello, de nuevo, en iCloud.

Esto deja patente hasta qué punto Apple está allanando el camino para que, versión tras versión, la convergencia entre Mac y iPhone/iPod/iPad sea una realidad, al menos en lo que a compartir determinado tipo de información se refiere. Una transición lenta, pero segura.

Mac OS X Mountain Lion 5

AirPlay Mirroring

Aunque AirPlay es una tecnología ya conocida por los usuarios de dispositivos de Apple y ampliamente utilizada en el pasado por iTunes, iPhone/iPad o Apple TV, en Mountain Lion cobra un especial protagonismo. La razón es que el propio sistema brinda la posibilidad de realizar el llamado Modo Espejo, que permite visualizar la propia pantalla del equipo en una TV con el Apple TV conectado y vía WiFi . De esta manera, en los entornos profesionales se ofrece la oportunidad de realizar presentaciones sin cables con solo colocar un económico dispositivo Apple TV conectado a la TV/proyector de la sala de reuniones.

Mac OS X Mountain Lion 6

En el entorno doméstico las posibilidades son aún mayores, pues ya podemos utilizar cualquier iMac o MacBook para reproducir películas Full HD o cualquier otro contenido en la TV sin tocar un solo cable. Esto es especialmente importante, ya que incluso el sonido se transmite vía WiFi, con lo que la simplicidad de manejo es absoluta.

Eso sí, como ya hemos mencionado, necesitaremos tener un Apple TV (112 euros) y una red WiFi de buena calidad que sea capaz de soportar el intenso tráfico de datos que se genera entre ambos dispositivos para transmitir audio y vídeo.

Loading...