El mundo en el año 2030

La comunicación entre humanos y dispositivos con IA permitirá crear seres artificiales con sentimientos y que reconozcan a sus usuarios. Disfrutaremos de ordenadores con procesadores medio millón de veces más potentes gracias a la nanotecnología

El mundo en el año 2030

28 agosto 2008

LA OPINIÓN DEL EXPERTO

En poco más de 20 años la Inteligencia Artificial (AI) será una realidad extendida, existirán robots fabricados con plástico y estaremos continuamente conectados a una «super-web», gracias a desarrollos tecnológicos que cambiarán radicalmente muchos aspectos de la vida humana.

Estas pocas "highlights", relativas a las nuevas tecnologías, se desprenden de mi informe llamado «El Mundo en el Año 2030», donde durante el último año he contado con el arbitraje de dos científicos y del director de campañas de la ONG Amigos de la Tierra, Mike Childs.

El informe, presentado en un importante evento en Bruselas a mediados de noviembre, ha sido encargado por PlasticsEurope (la asociación de de fabricantes de plásticos), con el objetivo de permitir al sector dar los pasos correctos para cumplir con los retos que se presentarán en el futuro (especialmente los que inciden en el cambio climático).

Somos conscientes que nos encontramos en un momento crítico en el desarrollo de nuestra sociedad y del sector, debiendo hacer frente a retos importantes y globalizados como son el cambio climático y la mayor eficiencia energética.

Por ejemplo, si la mitad de los edificios estuvieran aislados utilizando los plásticos elaborados con los estándares más altos, la UE podría reducir en un 35% las emisiones de CO2 en los edificios, lo que equivaldría a 340 millones de toneladas. Esto sobrepasaría los objetivos de Kyoto del UE27 para el sector y sería casi la mitad del objetivo más exigente de la UE para el año 2020.

Nadie puede predecir el futuro de forma precisa. Pero este informe identifica las tendencias clave que, probablemente, perfilen las próximas décadas, proyectándolas al año 2030. Sí tenemos una certeza indiscutible: la enorme velocidad en los cambios, que hemos observado desde los años 80 continuará acelerándose tanto, que en algunos aspectos nuestra vida en 2030 será muy diferente de la actual.

En cualquier caso, éstas son las nueve principales predicciones. Y como toda predicción sobre el futuro a medio plazo, hay que tomarla en su justa medida; si luego no llegan a ocurrir, no me vengan con el cuento de que no avisé. Reclamen al fabricante de mi bola de cristal.

1.- La capacidad de los procesadores informáticos se incrementará exponencialmente, de modo que en 2030 disfrutaremos de ordenadores, al menos, medio millón de veces más potentes que los actuales. Estos avances van a poderse hacer realidad gracias a los avances nanotecnología que utilizan polímeros en los chips.

2.- En el año 2030, una Internet lo suficientemente sólida como para dar cabida a un millardo de dispositivos va a permitir el desarrollo de una sociedad «siempre conectada». Por otra parte, las tecnologías para identificación mediante radiofrecuencias (RFID) y los sensores inalámbricos van a permitir un seguimiento y una vigilancia permanentes de personas, animales, envíos, etc.

3.- El etiquetado inalámbrico –una tecnología facilitada por dispositivos y componentes elaborados con plásticos- va a permitir a los electrodomésticos maximizar el flujo de energía de forma permanente, contribuyendo a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

4.- La «Superinternet» del futuro permitirá disfrutar de experiencias multisensoriales, incluyendo las olfativas y la simulación de gustos.

5.- Para el año 2030, se habrán realizado grandes avances en Inteligencia Artificial, una vez que se logre que los equipos que utilizan software superen el llamado «Turing Test», y puedan, por ejemplo, mantener una conversación compleja con un ser humano.

6.- Las «personalidades de software» formarán parte de nuestras vidas cotidianas, en forma de ayudantes personales virtuales y acompañantes que residen en los dispositivos móviles. Estos seres virtuales nos conocerán, serán capaces de mostrar sentimientos y se comunicarán con nosotros a través de auriculares e instrumentos visuales especiales que emiten proyecciones en la retina.

7.- En el año 2030, 1.000 millones de personas van a tener, como mínimo, 65 años de edad. Científicos en Japón ya están desarrollando robots elaborados con materiales plásticos avanzados que cuidarán de los ancianos y realizarán algunos trabajos peligrosos o penosos en el mundo industrial.

8.- La medicina va a experimentar una auténtica revolución. El mapa de ADN personal, los grandes avances en terapia genética y las investigaciones sobre células madre van a hacer que la medicina impida la aparición de enfermedades y amplíe la vida. Con la importancia que va a tener el empleo de plásticos en Sanidad, las personas podrían alcanzar más de 130 años de edad en el 2030.

9.- Es probable que padezcamos fenómenos meteorológicos extremos. La solución a la crisis energética será el empleo de fuentes de energía limpia y natural (como el Sol, el viento, los océanos, etc.).

Ray Hammond, gurú futurista y escritor