MusicMakeFriends: La música hace amigos

Este podría ser el lema de MusicMakesFriends.com, la primera plataforma europea para escuchar e intercambiar música por Internet de manera legal

MusicMakeFriends: La música hace amigos

28 junio 2008

Siguiendo la estela de las redes sociales que triunfan en la Web 2.0, un grupo de emprendedores belga encabezado por Bruno Chauvat y Alexandra Fernández Ramos decidió hace sólo un par de años dejar sus estresantes trabajos en diversas consultorías y operadoras de telecomunicaciones y montar lo que de verdad les gustaba: un sitio donde alojar, escuchar y compartir su música favorita.

Nace así MusicMakesFriends, un servicio basado en streaming que permite a los usuarios subir y alojar su música, escucharla desde cualquier ordenador, compartir listas de éxitos y hasta aceptar sugerencias de otros miembros con gustos similares. “La música hace amigos”, nos contaba Alexandra Fernández Ramos el día que visitó nuestra Redacción. “La música es algo cultural, remite a algo más intangible, y sobre todo, permite compartir emociones”.

Pero es que tal como está el patio, además este sistema permite hacerlo todo de manera “legal”, puesto que las principales discográficas y gestoras de derechos de autor han firmado ya diversos acuerdos con los promotores de este servicio 100% web que evita la grabación de los archivos musicales en un disco duro. “De las cuatro grandes, sólo nos falta firmar con Warner, y es una cuestión de tiempo que se ultime durante este verano. Están los catálogos de Universal, Sony BMG y EMI, están los de The Orchard, que agrupa a más de 9.000 sellos independientes, y también están las SGAE española, la Sacem francesa, la PPL británica, la estadounidense Audible Magic…”, apunta Alexandra. “En total, podemos tener disponibles más de un millón y medio de canciones, más del 80% de la música europea. ¡Y actualmente, cada semana se están incorporando unas 120.000 canciones!”.

¿Cómo funciona?

El servicio es muy sencillo de utilizar. Digamos que hay dos versiones, la gratuita y la de pago. La gratuita te permite disfrutar de una “taquilla” de 2 Gbytes (el equivalente a unas 400 canciones) en donde puedes subir y guardar la música que quieras para después poderla oír cuantas veces quieras. Aunque si lo prefieres, también puedes subir fotos y documentos que quieras tener almacenados vía on-line a tu libre disposición.

Simplemente has de darte de alta en la página web de MusicMakesFriends. Los únicos datos que piden son un e-mail y un password. “Es muy importante para nosotros tanto la simplicidad como la privacidad. No preguntamos por el sexo, ni por la edad, ni queremos tener fallos como los de Facebook que dejaron miles de perfiles al descubierto. Primero dejamos al usuario que navegue y pruebe, y luego si quiere, que se registre. Después, es el usuario el que elige el perfil que quiera mostrar”.

El servicio Premium obviamente trae menos publicidad y más funcionalidades, entre ellas poder escuchar las canciones que se quiera cuantas veces se deseen del fondo de catálogo disponible, que suman más de 1,5 millones de títulos. El precio es de 8,99 euros al mes, “como 30 céntimos al día, si así duele menos”, y dispones de un espacio particular de 20 Gbytes. Además, puedes permitirte el detalle de un mes “dar al pause” porque te vayas a ir de vacaciones a un remoto sitio sin Internet. Y si lo contratas por un año seguido, te regalan un mes más.

El visor multimedia

El servicio no requiere descargarse ningún tipo de software en el ordenador, sólo disponer de una conexión de banda ancha. Se permite la personalización del lector de música (que te informa de lo que estás escuchando) con diversos fondos, incluir nuestro propio avatar, ordenar los parámetros según nuestra preferencia… Lo que se echa de menos es poder configurarlo para insertarlo como un plug-in en nuestro blog, pero todo se andará.

Lo que sí es sencillísimo es subir las canciones. Nosotros podremos subir cualquier tipo de archivo musical, que el sistema automáticamente lo convertirá en MP3 a una calidad mínima de 128 bits. Para facilitar la búsqueda de artistas, un sistema de predicción de texto ayuda a localizarlos.

Con el aplicativo Label Magic el sistema puede seguir el rastro de etiquetas y evitar duplicidades de pistas, ahorrando espacio y ofreciendo la versión de mejor calidad. “Aunque varias personas suban la misma canción, solo está disponible la versión oficial de la discográfica. El usuario no quiere hablar tanto de tecnología o derechos de autor, lo que quiere es disfrutar y que funcione, y de la manera más transparente posible, para poder seguir trabajando en sus cosas mientras escucha música”.

Está abierto a todos los navegadores estándar del mercado, IE, Firefox, Safari… “pero el entorno móvil es distinto… ¡cada operadora trabaja con una mixtura de entornos abiertos y cerrados y para nosotros es más complicado! Pero vendrá, para después del verano seguro que tenemos ya una versión disponible”. También anuncian que para la vuelta al cole habrá disponibles videoclips para los usuarios Premium.

Para albergar toda esta infraestructura, la gente de MusicMakesFriends ha elegido como sede Luxemburgo, ”donde es más fácil encontrar personas que hablan distintos lenguas europeas. Nosotros ofrecemos por ahora el servicio en nueve países y en cuatro idiomas: inglés, francés, alemán y español”. Allí dispone de entre 10 y 20 servidores gestionados con Akamai (“responsable del 23% del tráfico mundial por Internet”) para albergar los 4,5 millones de Mbytes en música. También tienen programas de afiliación con las tiendas on-line de iTunes y Amazon, por si alguien quiere aprovechar para comprar las canciones, y con servicios de compra de entradas.

Cuidado por los artistas noveles

Existe un estatuto especial para artistas noveles para que puedan configurar sus canciones si éstas no han sido aún publicadas y que les sirva MusicMakesFriends como plataforma de promoción a través de las sugerencias de estilos parecidos por etiquetas. “En MySpace, por ejemplo, sólo permiten subir cinco canciones, y aquí es ilimitado”, señala Alexandra. “Queremos ser un servicio innovador y abrir nuevas vías de consumo de la música. Pero sin perder la noción de red social. Por eso no queremos sacar una especia de MTV en la web, pues a la larga estaríamos prisioneros de lo que den comercialmente las discográficas. Queremos que la gente escuche o vea lo que quiera, no lo que le echen, y fomentar sus gustos musicales”.

Actualización noviembre 2009:

Desgraciadamente, este servicio web con sede en el Benelux ha dejado de funcionar.