Los navegadores más populares: Safari 3.1.2

Colocamos cada browser bajo la lupa para valorar sus funciones, niveles de accesibilidad y seguridad, capacidad de personalización y rendimiento. Safari cuenta con el importante respaldo que suponen la gran cantidad de usuarios que lo utilizan en equipos Mac aunque sus posibilidades de personalización son inexistentes

28 octubre 2008

Interfaz de usuario

Momentáneamente, la interfaz de Safari parece que nos saca de Windows para meternos en Apple. Pero, cuando pasa el efecto de la primera impresión, nos vamos dando cuenta de que, aunque tenga el mismo nombre, no tiene ni punto de comparación con el Safari que se carga en un equipo de Apple.

 

Si lo cotejamos con el aspecto de los demás navegadores, no resulta muy agradable, aunque algunos efectos visuales de los eventos recuerdan quién está detrás de este desarrollo. La organización de los elementos está en varios planos horizontales. El primero hace referencia al título de la página que se esté visitando en ese momento, y le sigue el menú principal. En un tercer plano tenemos los controles de navegación, mientras que el cuarto es la barra de herramientas configurable. Aunque no se aprecia, tendríamos un quinto plano, que sería la barra de pestañas.

 

Hazle a tu medida: Safari cambia lo mínimo

Simplemente, Safari 3.1.2 para Windows es impersonalizable. Si comparamos la interfaz de la solución de Apple con la de los otros navegadores, se puede decir que no es agradable para la vista, al margen de que decepciona bastante saber que no tenemos ninguna posibilidad de cambiarla. Sólo podemos variar algunos aspectos mínimos relacionados con las fuentes y añadir o quitar botones.