Nokia Siemens Networks expone su visión sobre WiMAX

Destaca la estación base Flexi WiMAX BTS que facilita el despliegue de este tipo de redes de alta velocidad y supone un ahorro en los costes de operación y adquisición de emplazamientos

Nokia Siemens Networks expone su visión sobre WiMAX

12 mayo 2008

Nokia Siemens Networks, la joint venture de reciente creación para sistemas de comunicaciones de estos dos gigantes europeos, organizó en Madrid a primeros de mayo el WiMAX Open Day con el propósito de presentar y discutir los aspectos claves relacionados con esta tecnología, así como sus productos y servicios actualmente disponibles.

 

5.000 millones de clientes

Y como es verdad que llevamos ya unos cuantos años oyendo del asunto, pero realmente nunca vemos nada tangible, para allá que nos fuimos. Y allí estuvimos tomando nota de lo que se nos avecina: “Estamos en una industria en transición donde constantemente están apareciendo nuevos agentes. Y si hoy día todavía 4.000 millones de personas en el mundo no están conectadas, es una situación similar a los primeros 80 con el PC. Recordad también cuando hasta no hace mucho se ofertaba como banda ancha los 128 Kbps, y hoy día se están dando ya los 30 Mbps en algunos países. Pero en 2015 viviremos en un mundo donde 5.000 millones de personas estarán conectadas por móvil, y serán conexiones de banda ancha de verdad”, explicaba Enrique Mateu, directivo de Nokia Siemens Networks. “Este crecimiento estará acompañado de un incremento en cien veces del tráfico, lo que provocará que la innovación en todo el ecosistema de redes sea una exigencia para los operadores actuales, pues los ingresos serán más o menos iguales a los de ahora y habrá que pelearlos en todos los nichos”.

 

La gran esperanza wireless

WiMAX (que viene de Worldwide Interoperability for Microwave Access, interoperabilidad global para el acceso por microonda), es una tecnología basada en el estándar IEEE 802.16e-2005 que representa perfectamente el verdadero potencial de la banda ancha inalámbrica por onda de radio escalable, pues su cobertura se multiplica hasta los 30 Km a la redonda anulando el embudo actual de “la última milla”. ¡Es una especie de WiFi, pero con esteroides!.

 

Comparando con WiFi actual, que está diseñado para oficinas o dar cobertura a zonas relativamente pequeñas, WiMAX ofrece tasas de transferencia de 70 Mbps a distancias de hasta 50 Km teóricos de la estación base, y encima en movimiento. Por comparación, la tasa de transferencia de WiFi es de 11 Mbps y la distancia de hasta 350 metros en zonas abiertas.

 

Superando pues las limitaciones de las anteriores redes tanto fijas como inalámbricas, y reuniendo sus mejores prestaciones, WiMAX es capaz de ofrecer un flujo unificado de voz, datos y vídeo a una distancia y a una velocidad sin precedentes.

 

Aunque, son diferentes tecnologías, pero los mismos dioses, simplemente una emulación del ADSL clásico, pero ahora totalmente wireless: todo lo que se puede transportar por la banda ancha del cable, pero sin cable, a través de radio (siguiendo el teorema del remuestreo de Shannon-Nyquist que dice que en teoría toda señal analógica que se ha digitalizado puede ser perfectamente reconstruida en la señal original).

 

Se trata de poner muchos bits por segundo en el poco espacio del octeto. “Todo ello a un coste más bajo, permitiendo a los operadores dar un gran paso en lo que se refiere a la satisfacción y rentabilidad de sus clientes. Y sobre todo, con respeto al medio ambiente: infraestructura reutilizable con software actualizable a MIMO, de bajo consumo energético y sin tendido de cables ni postes”, añade Mateu.

 

Se necesitan cinco o seis años para que toda industria se acomode desde la fijación de un estándar (en el caso de WiMAX fue en 2004). Después hay 6.000 ingenieros en el Forum dedicados a resolver ambigüedades e incompatibilidades, más los añadidos. “Pero aunque desarrollemos el equipo faltarían aun las homologaciones nacionales (otros dos o tres años más)”, señala Germán Giner, otro directivo de Nokia Siemens Networks presente en la reunión. “Por eso puede parecer que llevemos hablando mucho tiempo de WiMAX sin verlo realmente funcionar. Pasa lo mismo con el 3G, el 3.5G, el 4G, etc. Y aun así, pienso que la velocidad en WiMAX es bastante buena. La versión europea de 3,5 MHz solo lleva seis meses de retraso respecto a la 2,5 MHz de EEUU, donde Sprint acaba de dar cobertura a 4 millones de hogares”.

 

Solución end-to-end para operadoras

La solución de principio a fin de Nokia Siemens Networks, responde a las actuales necesidades de las redes (que deben soporta aplicaciones de banda ancha tanto fijas como móviles), y se complementa perfectamente con una avanzada oferta que complementa la producción de equipos y terminales WiMAX de Nokia (está apunto de presentarse oficialmente el Nokia Internet Tablet de las N Series) más los servicios y gestión comercial de Siemens. Su sede central se encuentra en Espoo, Finlandia.

 

Con la estación base Flexi WiMAX ASN-GW, pequeña, eficiente, modular y multifuncional, se minimiza el despliegue y los costes operacionales. Su eficiencia energética refuerza el compromiso de Nokia Siemens Networks con el desarrollo de soluciones de acceso radio sostenibles desde el punto de vista medioambiental. Cada una es capaz de gestionar hasta 246 gateways que es la otra parte de la solución que proporciona la movilidad y el cambio de celdas, logrando con sólo tres sectores de radio una cobertura de 360º.

 

En este sentido, se reducen el número de estaciones base necesarias, pues permite que se instale sólo allí donde se necesite. “La estación base Flexi WiMAX, de apenas 20 kilos de peso, puede ser instalada prácticamente en cualquier lugar por un solo operario, tanto en vertical como en horizontal, detrás de carteles publicitarios, en una torreta o en la misma fachada, a la intemperie o a cubierto, facilitando así la adquisición de emplazamientos y acelerando el despliegue de la red y el retorno de la inversión. El 60% de los costes actuales corresponden al despliegue: localización y negociación de emplazamientos para las antenas, construcción de casetas, aire acondicionado, mástiles, arquitecto…”, comenta Giner.

 

La movilidad hasta ahora era dar voz, pero la gente demanda cada vez más contenidos digitales disponibles donde sea, una experiencia Web completa. Por tanto, es posible lograr un doble beneficio: para las operadoras, despliegue más rápido y barato; para los usuarios, la movilidad total. “En este sentido, sabemos que el usuario pide dos cosas a su terminal: que sea atractivo y que sea barato”.

 

Revolución en los PC

La razón fundamental por la que estamos tan seguros que va a triunfar WiMAX es porque Intel lo va a incorporar en sus microprocesadores para ordenadores”, asevera Germán Giner. “¡Eso quiere decir que aquél que mande la señal al aire ése se la quedará!”. Y además, al estar en el futuro chip (Rosedale es su nombre de guerra), se solventan los problemas de roaming entre redes a 2,5 MHz o 3,5 MHz que tienen los teléfonos actuales.

 

¿Pero quiénes van a dar esa cobertura? En España no depende tanto de que los fabricantes (Alvarion, Samsung, Motorola, Nokia y Siemens son los máximos exponentes en este campo) pongan sus equipos disponibles sobre la mesa, sino de lo que el regulador CNT establezca. “En este sentido, igual hasta vamos un poco adelantados, pues aunque sólo se han concedido licencias para fijo y móvil, hay algunas operadoras [caso de Xfera/TeliaSonera] que no han despegado, e igual se pueden reconvertir y subirse al tren del WiMAX. Pero ya se verá”, aventura Giner. Lo mismo ocurre con Iberbanda y su LMDS agonizante, sobrepasado por la realidad, o las telecos regionales como Euskaltel.

 

Lo que sí puede pasar es que en determinadas zonas rurales, donde las cuatro operadoras que detentan la gestión del espacio radioeléctrico, no lo hagan por temas de rentabilidad operativa, y sí lleguen a firmar acuerdos de compartición de la señal negociados directamente con ayuntamientos o particulares para facilitar el acceso a Internet por esta vía. “El WiMAX, más que competencia es complemento del 3G, y permitirá a las operadoras ofrecer un mayor abanico de servicios y tarificaciones allí donde el cable estaba más abandonado”.