Nueva versión de PlayStation 4 y Xbox One para este año, ¿será interesante comprarlas?

13 febrero 2015

 Aunque parece que acaba de comenzar, la nueva generación de videoconsolas llegó hace dos años, aunque no con el gran éxito de la anterior, que todavía hoy parece viva por la gran calidad de los videojuegos que llegan para las anteriores plataformas. Ahora que sí parece que el fin de la PlayStation 3 y la Xbox 360 está cerca, podría llegar una nueva versión de la PlayStation 4 y la Xbox One. Una que no gustará nada a los que ya hayan comprado una de las videoconsolas, pues contarían con calidad 4K.

PS4 y Xbox One con 4K

Hace dos años, el contenido en 4K era casi inexistente. Llegaban pantallas compatibles con resolución 4K, pero siempre decíamos lo mismo, todavía no había mucho contenido en 4K como para poder aprovechar estas televisiones y por eso el lanzamiento de la PlayStation 4 y la Xbox One con compatibilidad con resoluciones Full HD no alarmó a nadie. No obstante, sí parecía que de cara al futuro podrían tener un problema. Aunque está muy claro que Sony y Microsoft tenían muy clara la estrategia. A los dos años de lanzar su videoconsola, tal y como ha ocurrido históricamente, lanzan una nueva versión, que a veces llega con un menor tamaño, una mejor refrigeración, o menos características incluso, pero generalmente más económica. No obstante, este año no va a ser del todo así. Aunque no sabemos cuál será el precio con el que llegará, parece que serán en los dos casos videoconsolas con vídeo en 4K. Al menos, eso es lo que espera Netflix, la compañía de contenidos en vídeo en streaming.

De hecho, Netflix parece que va a comenzar a ofrecer su contenido en 4K, y la llegada de las videoconsolas serviría como plataforma para que los usuarios comenzaran a sacar partido al nuevo contenido de Netflix.

4K o no 4K, esa es la cuestión

El mayor problema ahora lo tienen los usuarios. Los que vayan a comprar pronto una PlayStation 4 o una Xbox One no deberían preocuparse, pues comprarán la nueva versión con 4K. Sin embargo, los usuarios que ya hayan adquirido la primera versión, se encontrarán con que no pueden jugar a los videojuegos en calidad 4K. ¿Es ese suficiente motivo para comprar la nueva videoconsola?

Lo cierto es que en la mayoría de los casos, los usuarios no tendrán que decidir si comprar la nueva versión o no, pues lo más lógico es no hacerlo. El mayor problema ya no es el gasto de una nueva videoconsola, sino el gasto en una televisión que sea compatible con resolución 4K. Estas televisiones son más caras que las Full HD, y notablemente más caras que la videoconsola, por lo que el gasto a tener en cuenta sería mucho mayor que únicamente el de la nueva PlayStation 4 o la Xbox One. Salvo que estés pensando en comprar una televisión 4K ahora mismo, quizás no tendría mucho sentido comprar la nueva versión de la videoconsola ahora.

Por otro lado, no podemos olvidarnos que vale de poco tener los dispositivos necesarios para ver contenidos en 4K si no tenemos contenidos en 4K. Netflix es una plataforma a tener en cuenta, pero todavía no ha llegado a España. ¿Videojuegos en 4K? Llegarán, pero recordemos que hasta costó un tiempo ver videojuegos en Full HD 1080p y no 720p. Algo parecido podría ocurrir en esta ocasión. Llegarán videojuegos en 4K cuando se anuncie la nueva versión. ¿Pero cuántos serán? No exageramos al decir que probablemente habrá que esperar otros dos años desde este momento hasta que de verdad sea interesante comprar una PlayStation 4 o una Xbox One con 4K, teniendo en cuenta el lanzamiento de los videojuegos en esta calidad, y la compra de una televisión con esta resolución. Para ese momento, los usuarios que ya hubieran comprado la versión anterior habrán podido amortizarla mucho más, y los precios tanto de las televisiones como de la nueva versión de la PS4 habrán descendido. En cualquier caso, no resulta nada agradable pensar que una videoconsola comprar hace poco se ha quedado en una generación anterior en lo que a calidad de imagen se refiere.

Temas Relacionados
Loading...