El nuevo marco regulador del mercado de los SMS

Los operadores móviles en España no podrán encadenar mensajes para descargar un solo contenido y en los servicios de suscripción de adultos y en los de precio superior a 1,2 euros deberán remitir un SMS adicional que el usuario deberá contestar expresamente

El nuevo marco regulador del mercado de los SMS

27 febrero 2009

LA OPINIÓN DEL EXPERTO

El negocio de los contenidos y servicios prestados a través de SMS se ha convertido en un floreciente sector que, en el año 2007, facturó más de 1.500 millones de euros.

Sin embargo, hasta hace poco se trataba de un sector escasamente regulado, más allá de la aplicación de unas normas generales en materia de protección de los consumidores, prestación de servicios de la sociedad de la información y protección de datos de carácter personal.

Durante este mes de febrero se publicará en el BOE una Orden del Ministerio de Industria que tiene como finalidad principal otorgar una mayor protección a los consumidores y usuarios, así como dar mayor transparencia a estos servicios.

Por una parte, los números cortos a través de los cuales se han venido prestando tradicionalmente este tipo de servicios eran de 4 cifras. En adelante, los números pasarán a ser de 5 y 6 cifras, existiendo una segmentación en función de los precios y contenidos a explotar.

Así, los números que comiencen por 2 soportarán servicios y contenidos de precio igual o inferior a 1,2 euros, mientras que los que comiencen por 3 tendrán un precio que oscilará entre 1,2 y 6 euros. Por su parte, los servicios de suscripción comenzarán por 79 y su precio no podrá ser superior a 1,2 euros, mientras que los servicios exclusivos para adultos deberán comenzar siempre por 99 y su precio no podrá ser superior a 6 euros.

Los operadores móviles deberán garantizar a sus usuarios, en adelante, el derecho de desconexión de este tipo de servicios para aquellos abonados que lo soliciten. También se prohíbe el encadenamiento de mensajes, de tal forma que las empresas no podrán exigir a sus usuarios el envío de varios SMS para descargar un solo contenido.

En los servicios de suscripción de adultos y en todos los de precio superior a 1,2 euros, la empresa que lo presta deberá, aparte de los datos informativos mencionados anteriormente, remitir un SMS adicional que el usuario deberá contestar expresamente para confirmar la recepción del servicio o contenido.

La fecha prevista para la entrada en vigor de todas estas novedades fue prevista por la Orden para el mes de noviembre. No obstante, se está estudiando retrasar su aplicación como consecuencia de varias dificultades técnicas y operativas que existen para la implantación de algunas de estas medidas.

Por Pedro López Martín-Andino, asociado senior de KPMG Abogados