Los nuevos sobremesas

Los ordenadores que se encuentran integrados en la propia pantalla LCD están siendo cada vez más populares entre los usuarios y también los primeros en acercarle al usuario las nuevas interfaces táctiles. Nos ocupamos de ellos en esta noticia

Los nuevos sobremesas

25 marzo 2009

El concepto de los ordenadores integrados en la propia pantalla no es nuevo. Hace años que Apple lo aplica en sus iMac, mientras que en el mundo PC hemos visto varias propuestas. La diferencia es que, salvo el caso de Apple, se trataba de apuestas concretas con escaso volumen de ventas y que sólo interesaban a unos pocos en parte porque su alto coste no compensaba su uso frente a las torres cableadas.

Sin embargo, ahora que ya se venden más portátiles que sobremesas, puede que los consumidores comiencen a ser más exigentes con el tamaño, el espacio, el consumo energético y el número de cables que cuelgan de su escritorio.

En esta comparativa hemos reunido cinco equipos, aunque existen múltiples modelos en el mercado internacional, e incluso nacional, de fabricantes menos conocidos. La tendencia parece que irá hacia la adopción de los equipos «todo integrado» como una de las mejores alternativas dentro de los PCs de sobremesa.

Bajo coste y pantalla táctil

Lo más llamativo de esta comparativa es que, a pesar del limitado número de máquinas revisadas, prácticamente todas cubren un nicho o necesidad de mercado más concreta. Ahora bien, hay dos tendencias prácticamente nuevas que parecen estar entrando tímidamente pero con paso fuerte.

Por una parte, el concepto los equipos de bajo coste (y limitadas prestaciones) que inauguraron los netbooks se podría trasladar a los PCs de sobremesa. Asus ha abierto la veda con su Eee Top y fabricantes como MSI o HP le han seguido, presentando propuestas similares en concepción y basadas en Intel Atom.

Por otra parte, la interfaz táctil llega definitivamente a los ordenadores, algo lógico tras la fiebre que ha despertado el iPhone en el campo de la telefonía. Aun así, ni Windows Vista ni otros sistemas están especialmente preparados para esta forma de trabajar con el PC. Por ello, los fabricantes (Asus y HP en nuestra comparativa), integran interfaces táctiles de desarrollo propio que permiten realizar algunas de las tareas más comunes.

Con todo, habrá que ver hacia dónde evolucionan los sistemas operativos, pues las aplicaciones propietarias son interesantes, pero no cubren ni de lejos todas las posibilidades que podrían ofrecer esta nueva manera de comunicarnos con el ordenador.

MSI WindBOX: convierte tu LCD en un PC

En el texto hemos comentado que existen diferentes alternativas al Eee Top de Asus dentro de la informática de bajo coste para ordenadores de sobremesa. Un ejemplo claro es el WindBOX de MSI, presentado hace algunas semanas. Se trata de un miniordenador gobernado por un Intel Atom N270, 1 Gbyte de RAM y espacio para instalar un disco duro SATA.

La idea de este pequeño equipo (255 x 180 x 19 mm), que parece que saldrá por menos de 200 dólares, es atornillarlo a la parte trasera de nuestro monitor TFT. Aprovecha para ello los cuatro tornillos que la mayoría de las pantallas incorporan actualmente de manera estándar para acoplar un soporte de pared. Así, podremos construirnos nuestro propio PC compacto con cualquier pantalla TFT que tengamos a mano por muy poco dinero y logrando un resultado más que atractivo.

Sobremesas con pantalla integrada analizados

* Apple iMac

* Asus Eee Top ET1602

* HP TouchSmart IQ800

* Hundyx L39OT

* Sony VAIO VGC-JS1 E/S

La opinión de PC Actual: ¿futuro o mercado nicho?

Esta es la gran pregunta que nos hacemos muchos. Lo cierto es que a la vista de las máquinas analizadas en la comparativa creemos que el concepto de los equipos integrados en la LCD no ha hecho más que empezar. Son atractivos, ya ofrecen buenas prestaciones y permiten cubrir muchas necesidades hasta ahora vacías. Y es que lo más llamativo de esta comparativa ha sido la variedad de conceptos analizados.

Empezaremos por un veterano como el iMac, que lleva años apostando por el formato del ordenador integrado en la propia pantalla. En su última revisión, Apple ha hecho un gran trabajo en el diseño, la carcasa de aluminio y, sobre todo, la buena configuración, que demuestra obteniendo las cifras más altas de rendimiento.

Es un objeto de deseo para los amantes de Apple y, por qué no, una interesante alternativa para los usuarios de PC que quieran ejecutar Windows Vista en un equipo diferente y que incluso se comporta mejor que muchos PCs con el exigente sistema operativo de Microsoft.

El Asus Eee Top, por su parte, representa el concepto del bajo coste. La idea es trasladar las premisas de los netbooks al mundo de los equipos de sobremesa con sus ventajas e inconvenientes. En nuestra opinión, las limitadas prestaciones que ofrece, el reducido tamaño de la pantalla y la ausencia de unidad óptica penalizan demasiado su uso masivo. Es barato, sí; pero también lo son muchos PCs convencionales de gama baja y permiten hacer mucho más.

Por ello, comparándolos de tú a tú, sólo vemos el Eee Top como una solución interesante para gente que se inicie en la informática o para entornos específicos donde se precise un ordenador compacto, de aspecto joven, barato y con pantalla táctil.

El futuro será táctil

Es una tendencia que el HP TouchSmart IQ800 lleva a su máxima expresión. Es un verdadero «maquinón» espectacular por casi todo y dotado del sorprendente software TouchSmart. Esta aplicación, que corre sobre Vista, nos permite realizar gran cantidad de tareas únicamente con los dedos (fotos, vídeos, Internet, juegos, etc.).

También resulta ideal para dejar atónitos a nuestros amigos e incluso para utilizarlo como TV LCD en cuartos o despachos. Cuenta con su propio soporte de pared, sintonizador de TV, Blu-ray y mando a distancia. No obstante, los 1.900 euros pueden ser un obstáculo para muchos.

Pasamos al Hundyx, y damos otro giro radical: una máquina más estándar, dotada de grandes cualidades para el mundo profesional. Buena configuración, buenos acabados y muchos detalles, aunque las pruebas nos han dejado algo «tibios», máxime teniendo en cuenta las perspectivas que ofrecía sobre el papel. Por suerte, el ser 100% personalizable juega a su favor.

Terminamos con el Sony VAIO JS1, a caballo entre el iMac (con las debidas diferencias de plataforma), el Hundyx e incluso el Eee Top. Goza de un diseño atractivo, dispone de una configuración ideal para una mayoría y tiene un precio muy razonable para tratarse de una máquina de sus características.

Entonces, ¿con cuál quedarse? Es algo francamente complicado pues como hemos explicado, cada equipo resulta ideal para entornos y usuarios específicos. Pero dado que tenemos que «mojarnos», poniendo los pies en el suelo vamos a centrar nuestras alabanzas en dos: el Apple iMac de 24” y el Sony VAIO JS1.

El primero, por prestaciones, relación calidad/precio y porque, al fin y al cabo, puede ofrecer lo mejor del mundo Mac y el mundo PC a sus propietarios. De esta forma, tienen libertad absoluta para trabajar con el entorno que más les guste.

Y el segundo porque, a pesar de fallos tan gordos como no contar con salida de vídeo alguna, ofrece una manera asequible de hacerse con un equipo LCD-PC a un precio bastante ajustado y con una configuración apta para una amplia mayoría de usuarios.

Lo mejor: Manejar aplicaciones sólo con los dedos

Las interfaces táctiles comienzan a llegar al mundo de los PCs de sobremesa, donde aplicaciones como la del HP TouchSmart demuestran lo que podría dar de sí esa tecnología en un futuro.

Lo peor: Ausencia de salidas de vídeo esenciales

Salvo el iMac y el Hundyx, el resto de equipos carecían de salidas DVI, HDMI o VGA que permitan la conexión de monitores, TV o proyectores externos con una mínima calidad. Sencillamente incomprensible.

Temas Relacionados
Loading...