Ocho de cada diez españoles usan los «tiempos muertos» para actividades sociales

Un estudio de Intel asegura que el 79% de los españoles utiliza con frecuencia el «tiempo líquido» o tiempos muertos. Nada menos que el 81% de los usuarios europeos, por muy ocupados que estemos, dedicamos los pequeños lapsos de tiempo que transcurren entre una tarea y otra a realizar actividades no planificadas pero sí muy valiosas que nos permiten mantenernos conectados al mundo que nos rodea

Ocho de cada diez españoles usan los «tiempos muertos» para actividades sociales

2 septiembre 2010

Un estudio de Intel asegura que el 79% de los españoles utiliza con frecuencia el «tiempo líquido». Nada menos que el 81% de los usuarios europeos, por muy ocupados que estemos, dedicamos los pequeños lapsos de tiempo que transcurren entre una tarea y otra a realizar actividades no planificadas pero sí muy valiosas que nos permiten mantenernos conectados al mundo que nos rodea.

Introducir una entrada en Twitter, subir unas fotos a Facebook o felicitar a un amigo utilizando Google Talk son algunas de las tareas improvisadas que, según los investigadores del Social Insights Research de Intel, dan sentido a esos tiempos muertos gracias a nuestros dispositivos móviles. Este es, precisamente, el concepto de tiempo líquido. Pero ésta no es la única conclusión interesante a la que han llegado los analistas de la firma. El plazo de renovación del mercado de los PCs ha descendido de 4,6 a 3,8 años como consecuencia de la mayor necesidad de rendimiento que demandamos los usuarios para sacar partido a la hornada actual de aplicaciones y servicios on-line. De hecho, los consumidores ya no buscamos el precio más reducido, sino la mejor relación coste/rendimiento.

Para satisfacer con la máxima eficacia posible las necesidades que tenemos los usuarios en la actualidad, los diseñadores de Intel han definido cuatro perfiles netamente diferenciados en estrecha colaboración con los principales ensambladores: entretenimiento y multimedia, funcionalidad y comunicación, tendencia y estilo y, por último, productividad y eficiencia. El primero de ellos aglutina a aquellos usuarios que generan contenidos con frecuencia y se desenvuelven en escenarios multitarea, y está representado por portátiles como el Asus N53 (a partir de 999 €) y el Toshiba Satellite A660 (1.199 €), ambos equipados con microprocesadores Intel Core i7.

La categoría «funcionalidad y comunicación» comprende a aquellos usuarios que no suelen crear contenidos, pero que los comparten y, también, reproducen música y vídeo en alta definición. El Medion Akoya E6213 gobernado por un chip Intel Core i3-330M (579 €) y el Samsung Q330 dotado de un Intel Core i3-350 (899 €) son dos soluciones enmarcadas en esta gama.

samsung

Por otra parte, en el perfil «tendencia y estilo» tienen cabida aquellos usuarios que valoran especialmente el diseño, la tecnología y, sobre todo, les gusta estar a la última. Los ultraligeros Aspire Ethos 8943G de Acer con procesador Intel Core i7 (1.699 €) y el Packard Bell Butterfly S con CPU Intel Core i5-520 (799 €) son dos magníficos exponentes de esta categoría.

Y, por último, «productividad y eficiencia» aglutina a los usuarios que dan la máxima importancia a la productividad y necesitan mantenerse conectados a Internet permanentemente. Los ultrafinos Lenovo ThinkPad T410 con procesador Intel Core i7-620M (1.254 €) y Sony VAIO VPCZ 11X9, este último equipado con un chip Intel Core i5-520M (1.900 €), combinan un rendimiento muy elevado, un diseño a la última y una magnífica conectividad.

lenovo
Loading...