Análisis

Opera 11: un navegador injustamente infravalorado

Pese a que Opera parece haber quedado fuera de la pugna por el estrellato que mantienen Explorer y Firefox, se reafirma como uno de los más rápidos y eficientes

Sergi Puertas

Opera 11

10 mayo 2011

Un diminuto instalador de poco más de nueve megabytes y un proceso de instalación casi instantáneo son solo la primera de las agradables sorpresas que nos depara el software.

Al igual que en sus rivales, la interfaz de Opera ha sido despojada de comandos y menús desplegables para maximizar el área destinada a la visualización de las páginas web. A la mayor parte de ellos se accede ahora a través de un botón ubicado en el área superior izquierda, muy similar al que implementa Mozilla Firefox 4. No obstante, las mejoras introducidas en la aplicación van más allá.

Entre las funcionalidades más destacables de Opera, cabe mencionar la implementación de Opera Link, un servicio mediante el que sincronizar diversas instalaciones del navegador en distintos equipos; la mejora del módulo Opera Unite para compartir archivos on-line; y la posibilidad de navegar realizando gestos con el ratón.

Opera 11

Opera Unite permite compartir ficheros on-line con otros usuarios.

A toda velocidad

Las cifras obtenidas con las pruebas realizadas nos llevan a cuestionar la elección de nuestro navegador. Peacekeeper Browser Benchmark, un test que comprende seis fases que contemplan desde el tiempo que emplea el software en renderizar y modificar los elementos HTML de las páginas hasta el que tarda en simular fenómenos físicos, certifica que Opera 11 (7.694 puntos) resulta sustancialmente más rápido que Explorer (5.325 puntos) y que Firefox (3.901 puntos).

Tras acceder al desglose por categorías, constatamos que la preeminencia se extiende a todas ellas a excepción del manejo de datos, donde Internet Explorer obtiene ventaja. En definitiva, Opera viene pisándole los talones a Google Chrome, preeminente con sus 7.892 puntos.

Centrándonos en SunSpider JavaScript Benchmark, que evalúa la rapidez en la ejecución de JavaScript, observamos que Opera (297,2 ms) queda ligeramente por detrás de Explorer (267,6 ms) y Firefox (294,4 ms).

Las cifras obtenidas en compatibilidad no podrían ser más positivas. Las pruebas de Acid3, que analiza el tratamiento que da el navegador a las Cascading Style Sheets (CSS) y a las tecnologías que permiten al usuario la interacción en la Web 2.0, arrojan un resultado de 100/100, una cifra de la que no pueden presumir ni Explorer ni Firefox.

En cuanto a The HTML5 Test, comprobamos que la compatibilidad con HTML5 ha mejorado respecto a versiones previas. Opera obtiene 258 puntos, situándose una vez más por delante de los navegadores de Mozilla (240 puntos) y Microsoft (130 puntos). La principal debilidad de Opera no es otra que contar con un número de usuarios relativamente reducido.

Loading...
'); doc.close(); });