LG Optimus Black luce la pantalla más brillante del mercado

Lanzado en primicia con Orange, este smartphone Android busca su valor diferencial en la implementación de la tecnología de pantalla Nova y en un diseño elegante, extrafino y ligero

12 mayo 2011

Lanzado en primicia con Orange, este smartphone Android busca su valor diferencial en la implementación de la tecnología de pantalla Nova y en un diseño elegante, extrafino y ligero.

Si el mes pasado la coreana se adelantaba a la competencia presentando el primer smartphone con micro de doble núcleo, el Optimus 2X, en esta ocasión la novedad del recién anunciado Optimus Black reside en su pantalla WVGA IPS LCD Nova de 4”. Esta tecnología, propia de LG, ofrece hasta 700 nits de brillo frente a los 500 de los terminales más brillantes actualmente disponibles. Y es que uno de los objetivos de la compañía según Elías Fullana, director de marketing de la división de telefonía móvil, es mostrar mayor agilidad que sus rivales comercializando productos de nueva tecnología con dos o tres meses de antelación. No en vano ya están poniendo a punto para junio su propuesta en tres dimensiones: el Optimus 3D.

Volviendo al Black que ahora nos ocupa, también es representativo del respaldo de la compañía a Android, pese a mantener en su catálogo equipos con Windows Phone 7. Eso sí, se trata de Froyo (Android 2.2), por lo que quienes deseen disfrutar de una versión más avanzada de la plataforma de Google (Android 2.3, Gingerbread) tendrán que esperar al verano, a lo largo del cual estará dispuesta la correspondiente actualización. Otro detalle del nuevo lanzamiento, que se suma a su excelente visibilidad incluso en exteriores soleados y a la eficaz representación de colores, es el cuidado diseño para conseguir un grosor homogéneo de tan solo 9,2 mm y 109 g de peso. Asimismo, exhibe una cámara frontal de 2 Mpíxeles y trasera de 5 Mpíxeles; e integra procesador TI de 1 GHz, 2 Gbytes de memoria interna y ranura micro-SD (con capacidades de hasta 32 Gbytes).

LG Optimus Black frontal

Soporta geoposicionamiento, DLNA, WiFi 802.11 b/g/n y WiFi Direct (previa descarga de una aplicación que estará lista en breve en el Android Market); y cuenta con una batería de 1.500 mAh optimizada para durar en torno a un 30% más que la media. Curiosamente, el teléfono consume menos cuanto mas claros son los colores representados en pantalla, lo que, según Fullana, favorece la navegación web, amén de soportar Flash para la ejecución de vídeo en este formato.
Su venta al público se inicia en primicia con Orange a partir de cero euros si se contrata alguna de las tarifas Delfin, mientras que su precio libre es de 439 euros. Inicialmente su público objetivo es el usuario de entre 25 y 45 años que busca un equilibrio entre diseño y tecnología. Pensando en él, LG ha implementado una interfaz susceptible de ser personalizada hasta en siete pantallas diferentes, así como cierto reconocimiento gestual para acciones básicas como descolgar moviendo el teléfono hacia arriba o rechazar la llamada dándole la vuelta, por poner unos ejemplos. Igualmente, se han introducido lo que la firma denomina widgets emocionales.

El teléfono se lanza en color negro pero a mediados de junio el usuario podrá decidirse por una versión en blanco.

Loading...
'); doc.close(); });