Los Oscars de los videojuegos

Se entregan los premios AIAS para los mejores títulos de 2007. En la undécima edición destacaron Call of Duty 4: Modern Warfare, Bioshock y Rock Band, que acumularon entre ellos tres 11 galardones. Y otras grandes producciones, pasaron inadvertidas

Los Oscars de los videojuegos

15 abril 2008

La undécima edición de los premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Interactivas norteamericana, que se entregan desde 1998 y están considerados como los Oscar de los videojuegos, nos ha dejado una larga lista con los títulos más destacados del pasado año en diferentes categorías. Entre los vencedores, cabe destacar Call of Duty 4: Modern Warfare, elegido Juego de 2007, además de mejor Juego para videoconsola, Juego de acción y Juego on-line. Otro destacados es Bioshock, ganador de los premios al mejor Diseño artístico, Guión original, Diseño sonoro y Banda Sonora Original.

Otro que acumuló galardones es Rock Band (título sólo disponible de momento en EEUU) elegido mejor Juego Familiar, Banda sonora y premio a la Innovación en jugabilidad. Otros galardones destacados fueron Legend of Zelda: Phanton Hourglass como mejor Juego para consola portátil y Super Mario Galaxy como mejor Juego de aventura.

Por lo que toca más directamente a los jugadores de ordenadores compatibles, el premio al Juego del año en PC fue para The Orange Box, uno de cuyos componentes, The Orange Box: Portal, se llevó otros galardones en apartados de diseño e innovación. Por último, el aclamado Crysis logró el premio a la Excelencia en el Apartado Técnico, Command and Conquer 3: Tiberium Wars el de mejor Juego de estrategia y World of Warcraft: The Burning Crusade el de mejor Multijugador Masivo.

 

Hipócritas

A finales del mes que viene sale a la venta un esperado videojuego, GTA: Liberty City, y yo ya estoy esperando a ver qué es lo que se dice en la prensa generalista sobre él. Como sabréis, la saga GTA ha levantado gran polémica por aquello de que era posible atropellar ancianos (entre otras cosas), algo reflejado hasta la saciedad por muchos medios de comunicación masivos que, de paso, solían dejar claro que no tienen ni idea sobre el mundo de los videojuegos. Pues bien, teniendo en cuenta que la última entrega recibe el apellido de Liberty City, parece claro que la libertad de movimientos, que es realmente la esencia del juego, va a ser total y que va a volver a levantar ampollas por sus posibilidades (aunque, en honor a la verdad, es cierto que los medios han mejorado bastante en este tema). Desde aquí me gustaría abogar por el respeto a la libertad y a que no olvidemos que este tipo de títulos están dirigidos a mayores de edad. Poner el grito en el cielo en defensa de los niños y luego mirar para otro lado cuando éstos se ponen a jugar sin que sepamos a qué (ni de dónde ha salido ese juego) que «así no molestan» es, sencillamente, hipocresía.