Parallels 4.0 para Mac, muy mejorado

Acaba de salir del horno la última versión del software de virtualización más utilizado por los usuarios de Mac OS X. El uso estrella es instalar Windows, aunque también es compatible con Linux, Mac OS X Server y otros sistemas operativos para la plataforma x86

Enrique Sánchez rojo

17 marzo 2009

El producto ha mejorado en el aspecto gráfico y en la gestión, pues han ampliado los tipos de vista de la máquina virtual, al tiempo que, en el modo Coherente, encontramos los iconos y menús de Windows en la barra superior de Mac. Con ello, la integración entre ambos es total, pues ni siquiera necesitamos mantener la barra de tareas visible.

Lo mismo ocurre con la integración entre aplicaciones Windows/Mac y los sistemas de ficheros, que, ahora, son prácticamente uno. Llegamos hasta el punto de poder compartir el perfil de usuario, viendo los mismos documentos, favoritos e iconos de escritorio.

Otras mejoras son la inclusión de Kaspersky Internet Security para las máquinas virtuales Windows, utilidades de particionado y backup de Acronis, soporte de 64 bits, hasta 4 CPUs y 8 Gbytes de RAM, o funciones como SmartGuard (puntos de recuperación automáticos), o Parallels Energy Saver, para optimizar el consumo en portátiles.

La única queja son las prestaciones: a idéntico iMac, las máquinas virtuales (tanto importadas como de nueva creación) se ejecutan de manera menos fluida que con la versión anterior, restando recursos a Mac OS X.

Temas Relacionados