Phablets vs tablets

9 diciembre 2013

Cuando Apple lanzó el iPad, muchos pensaron que no iba a tener éxito. Hoy es indudable que es uno de los principales dispositivos del mercado, y que incluso ha robado una gran cuota a los ordenadores. Los tablets de siete y ocho pulgadas rebajaron el precio permitiendo que una gran cantidad de personas tuvieran uno. Sin embargo, ahora son los phablets los que están quitando cuota de mercado a este tipo de tablets, que no han conseguido alcanzar los resultados pronosticados para 2013.

IDC es la responsable del estudio de mercado que revela la actual situación de los tablets y phablets. Los fabricantes comenzaron a apostar por los terminales con pantalla mayor de cinco pulgadas, y todo por el éxito del Galaxy Note y por la gran aceptación entre los usuarios de este tipo de formatos. Desde entonces, hemos visto el lanzamiento de teléfonos con pantalla de cinco pulgadas, e incluso de algunos que se iban a las 6,3 pulgadas, como el Sony Xperia Z Ultra, por ejemplo. Y estos smartphones, que podemos considerarlos como phablets, venden mucho más de lo esperado, de hecho.

Su impacto ha sido tal que parecen ser los culpables de la ligera caída en ventas de los tablets. No es que las cifras hayan variado mucho con respecto a las previsiones, que hablaban de la venta de 227,4 millones de tablets vendidos en todo el mundo a lo largo de 2013, pero lo cierto es que la reducción de esta cifra a los 221,3 millones es algo destacable cuando se trataba de un mercado en auge. Por su parte, no solo se han reducido las previsiones de cara a este año 2013, sino también de cara al futuro. Para el año 2017 se pronosticaba unas cifras de ventas de 407 millones en todo el año; esta previsión se ha corregido hasta los 386,3 millones de tablets vendidos.

Aunque las cifras de momento no son alarmantes, sí que es cierto que en determinadas regiones los phablets tienen mucho más éxito. En Corea del Sur, por ejemplo, el país natal de la compañía que fabrica el Samsung Galaxy Note 3, los usuarios ya prefieren comprar un phablet a un tablet con pantalla de 7 u 8 pulgadas. Para Tom Mainelli, analista de IDC, esta tendencia se expandirá al resto de países.

Todo parece indicar que es una cuestión económica. La compra de un phablet puede ser más cara que la de un smartphone, incluso, pero lo cierto es que es más económica que la de comprar un smartphone más un tablet, lo que lleva a muchos usuarios a comprar un dispositivo que sea capaz de llamar, conectarse a Internet, que tenga una pantalla considerable, y que además se pueda transportar fácilmente.

Es realmente curioso analizar las estrategias de las compañías una vez que vemos lo que sucede en el mercado. Apple no apostó por lanzar un iPhone 5s con una pantalla más grande, tal y como todo el mercado esperaba. Algunos consideraban que la compañía había perdido su creatividad, mientras que otros hablaban de que las cinco pulgadas eran demasiado para un terminal.

Con los datos sobre la mesa, lo más probable es que Apple no quiera dilapidar las ventas de su iPad Mini. Un iPhone de 5,8 pulgadas, como se había dicho por ahí, podría matar a un tablet que tiene una pantalla de 7,9 pulgadas. El resto de las compañías suelen apostar por lo contrario, por lanzar tablets y smartphones que se vendan, sin importar si esto afecta a las ventas de sus otros dispositivos. Al final, lo que nos encontramos es con que todas las compañías procuran su propio beneficio y que nunca estarán dispuestas a lanzar un producto al mercado que sea más beneficioso para los usuarios que para ellos mismos. En parte, es normal, pero eso también debe ayudar a ver a cada compañía en su lugar, e incluso a evitar el fanatismo por algunas de ellas.

Temas Relacionados
Loading...