Philips abandona la electrónica de consumo

Philips Electronics ha decidido abandonar el mercado de electrónica de consumo en el que durante muchos años ha mantenido una posición de liderazgo compitiendo con gigantes como la japonesa Sony

30 enero 2013

Philips Electronics ha decidido abandonar el mercado de electrónica de consumo en el que durante muchos años ha mantenido una posición de liderazgo compitiendo con gigantes como la japonesa Sony.

Los malos resultados económicos generados por sus negocios de electrónica de consumo y una feroz competencia surgida de nuevos jugadores como Samsung o Apple en un mercado cada vez más dinámico han acorralado a la firma holandesa, que finalmente ha decidido vender su división de productos de audio y vídeo -lo único que restaba de su otrora floreciente actividad principal- a la japonesa Funai Electric por una cantidad casi testimonial.

La operación de venta del negocio de audio y vídeo a Funai Electric por parte de Philips fue anunciada ayer por la compañía holandesa, que recibirá una suma de 150 millones de euros y una cuota por licenciar su marca a la firma nipona.

Primer reproductor de CD de Philips

Primer reproductor de CD de Philips

La estrategia de la compañía pasa por centrarse en la fabricación de equipamiento médico y productos de iluminación, mercados en los que obtiene gran éxito y le reportan la mayor parte de sus ingresos en la actualidad.

Este anuncio supone la desaparición del último gran jugador europeo en la industria de electrónica de consumo, que en el siglo XX contaba con representantes tan poderosos como la alemana Siemens o la francesa Alcatel. En la década de 1930 Philips se convirtió en el principal fabricante de aparatos de radio, y en 1963 inventó el casete de audio. También fue responsable de la primera grabadora de videocasete y lanzó el disco compacto en 1983.

Primera radio de Philips

Primera radio de Philips

Loading...