Philips Brilliance 225B

Monitor de 22 pulgadas que ha sido diseñado para aprovechar las últimas tecnologías de ahorro energético sin afectar al rendimiento

Juan Carlos López Revilla

philips

16 marzo 2011

Los monitores y los televisores de esta compañía holandesa destacan desde hace años por la elevada calidad de sus paneles, y esta propuesta de última generación no es una excepción. A priori, si nos fijamos únicamente en su diseño externo, parece un monitor del montón, pero no lo es en absoluto. La calidad del panel LCD TFT que incorpora es magnífica.

De hecho, en nuestras pruebas con los veteranos Nokia Test y Display-Mate, ha demostrado ser capaz de restituir los colores con un nivel de  saturación y una homogeneidad en toda la superficie del panel estupendos. Además, lo hemos probado con vídeos en alta definición que conocemos perfectamente, y su contraste y definición también nos  parecen magníficos gracias, sobre todo, a su elaborada circuitería de procesado de la imagen.

No obstante, el apartado en el que los ingenieros de Philips «han echado el resto» es el consumo. Y es que han puesto a punto dos tecnologías, a las que han denominado PowerSensor y SmartPower, ideadas para reducirlo  notablemente. La primera recurre a un sensor de presencia que permite al monitor reducir el brillo cuando  está encendido pero no estamos delante de él, ahorrando así hasta un 80% de la energía. Y la segunda adapta la intensidad de la retroiluminación dinámicamente a las necesidades de la imagen que está siendo restituida en un instante dado. Y ambas funcionan. En nuestras pruebas ha arrojado un consumo máximo real de 25 vatios.

Temas Relacionados