Pidgin 2.5.5, claro y veloz

Echar un vistazo general a las opciones basta para hacerte una idea de hasta qué punto es versátil este cliente. Pidgin, que hasta hace un par de años se llamaba Gaim, es un software libre, multi-red y notable en muchos sentidos

Sergi Puertas

18 septiembre 2009

Por un lado, es compatible con los protocolos más utilizados en este ámbito. Por otro, no solo dispone de interfaz en castellano, sino que su instalador nos ofrece además la posibilidad de añadir correctores ortográficos en un amplio elenco de idiomas, incluidos el español y el catalán.

Tanto los procesos de instalación como aquellos que nos permiten ir añadiendo cuentas o contactos funcionan con fluidez y resultan de lo más eficiente. La interfaz es clara y diáfana, sin ampulosidades cromáticas y sin publicidad. El programa consume recursos de manera muy moderada y funciona a velocidad de vértigo.

Por si fuera poco, a lo largo de nuestras pruebas ha quedado demostrado que cumple con lo que promete: tanto la configuración de cuentas propias como la intercomunicación con las ajenas se realiza prácticamente en un solo paso y los clientes nativos no tienen ninguna dificultad en identificar a Pidgin como uno de los suyos. No obstante, hay un pero importante: no soporta transmisiones de audio y de vídeo, aunque, según su documentación, está contemplado agregarlas en un futuro muy próximo.

En resumen, es una excelente opción para todo aquel que desee chatear e intercambiar ficheros con usuarios de todo tipo de servicios sin tener que mantener abiertos numerosos clientes.

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });