La piratería en España alcanza «cifras dramáticas»

La tasa de piratería en nuestro país sigue creciendo y ya alcanza el 77,3% de los contenidos digitales, lo que equivale a casi 11.000 millones de euros en el último año

Piratería en España

8 noviembre 2011

La tasa de piratería en nuestro país sigue creciendo y ya alcanza el 77,3% de los contenidos digitales, lo que equivale a casi 11.000 millones de euros en el último año.

La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos presentó en Madrid los resultados de la nueva oleada del Observatorio de Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales. El informe, elaborado por la consultora IDC, analiza el nivel de piratería durante el primer semestre de 2011 en los sectores del cine, la música, los libros y los videojuegos.

José Manuel Tourne, director general de la Fundación para la Protección de la Propiedad Intelectual y Rafael Achaerandio, director de análisis para la región Iberia de IDC, protagonizaron el encuentro y no dudaron en afirmar que «este aumento de la piratería se debe al retraso de la entrada en vigor del Reglamento que desarrollará la Ley Sinde».

Por sectores, la tasa de piratería alcanzó el 98,2% en música, «solo dos de cada cien canciones musicales son legales», 74% en cine, 61,7% en videojuegos y un 49,3% en libros, «una subida brutal». Respecto a estos números, Tourne afirmó que «resulta extremadamente complejo el desarrollo de cualquier oferta legal de contenidos en Internet, prueba de ello es el retraso en el desembarco de Netflix en nuestro país».

Si comparamos estos datos con los obtenidos durante el primer semestre del ejercicio anterior, la tasa de piratería se sitúo en el 77,3% (un 0,4% más alto), alcanzando un valor de 5.229,4 millones de euros (un incremento del 0,3%).

Cuestionados sobre la necesidad de contar con una Ley que regule la propiedad intelectual, Tourne mencionó el éxito que ha tenido una propuesta similar en Suecia, «las leyes aplicadas adecuadamente tienen resultados» y confió en que el Gobierno, actual o el que resulte ganador tras el 20-N, «apruebe la normativa de una vez por todas». Para terminar, aclaró que su intención es «perseguir a la persona que graba la película en una sala de cine para subirla a su página y lucrarse con ella».

Loading...