La piratería de software en España alcanza «niveles dramáticos»

Business Software Alliance (BSA) presentó hoy en Madrid el II Informe de la consultora IDC sobre Piratería de Software en las 17 Comunidades Autónomas españolas

Business Software Alliance

1 febrero 2011

Business Software Alliance (BSA) presentó hoy en Madrid el II Informe de la consultora IDC sobre Piratería de Software en las 17 Comunidades Autónomas españolas. Luis Frutos, presidente del Comité Español de BSA, protagonizó el encuentro con los medios y no dudó en afirmar que «hemos tenido una leve mejoría, pero como partimos de índices muy altos no resulta sustancial».

Luis Frutos recordó que nuestros niveles de software ilegal «no son propios de un país desarrollado y nos acercan al nivel de países como Colombia o Egipto». Y si establecemos una comparación con el resto de países de la Unión Europea podemos salir muy afectados ya que «la diferencia es muy notable».

Otro dato que resulta inquietante es la existencia de diferencias de hasta treinta puntos entre las regiones que más y menos piratean software en España. Sin ir más lejos, Madrid, Cataluña, Andalucía, Valencia y el País Vasco concentran el 60% del total del mercado ilegal de software.

Otros datos que pueden extraerse del informe aseguran que cuatro comunidades están por encima del 50% y solo dos por debajo del 35% (media de la Unión). En cuanto a la valoración económica del software ilegal comercializado destaca el hecho de que a pesar de las bajadas de los índices de piratería, hasta doce regiones han incrementado el coste del software fraudulento, una lo mantuvo sin variaciones y solo cuatro disminuyeron el volumen de pérdidas (con respecto al primer estudio, que data del año 2007).

Por comunidades, Andalucía, Extremadura, Valencia y Castilla-La Mancha lideran el ranking con porcentajes por encima del 50%. Madrid y Cataluña, por su parte, presentan los volúmenes de comercialización ilegal más altos de España, al ser los mercados más grandes de nuestro país, aunque no ostenten los mayores índices de piratería (171 millones de euros y 79 millones de euros respectivamente).

En su conjunto, España presenta un índice del 42% (en 2007 sumó un 43%, por lo tanto la evolución es buena, aunque «insuficiente»), la cifra de valor comercial a nivel nacional alcanza los 631 millones de euros (por los 640 millones de euros que sumó en 2007).

«En estos dos años transcurridos entre el primer y el segundo estudio, hemos detectado un ligero progreso a nivel nacional, pero la evolución no es uniforme y sigue habiendo regiones en las que la piratería del software tiene niveles dramáticos que no son propios de un país desarrollado. En general hemos avanzado muy poco y el nivel de software ilegal en las empresas es muy elevado en la mayoría de Comunidades», asegura Frutos.

Para voltear la situación, la BSA pone en marcha una campaña de concienciación sobre los riesgos del uso de software pirata. Cataluña, País Vasco, Madrid, Andalucía y Valencia, serán las primeras etapas de esta gira, «hay mucho camino por recorrer» afirma Luis Frutos.

Respecto a este último punto, conviene recordar el endurecimiento de la ley tras la reforma del Código Penal del pasado 23 de diciembre. Ahora, las penas por utilizar software ilegal son «muy considerables», en palabras de Carlos López, asesor jurídico de BSA. Por citar algunos puntos, a partir de ahora la responsabilidad es directa de las empresas, que se arriesgan a perder subvenciones y ayudas, contratos con la Administración o el cierre de la empresa culpable.
 

Temas Relacionados