Placas base con salida HDMI: Abit A-N78HD

Esta firma goza de una merecida reputación entre los gamers y los usuarios más exigentes, pero también sabe fabricar placas para un público más sensible a la relación calidad/precio, por ejemplo, o, como en este caso, para usos multimedia en el hogar

1 diciembre 2008

Éste es un mercado exigente, donde los usuarios generalmente no tienen tiempo para «cacharrear» y sólo buscan que todo funcione como se espera… Un requisito que no cumple esta placa, pues, si bien, en general, su comportamiento acaba siendo correcto, el camino para ajustar con precisión todos los parámetros no es tan evidente como en otros modelos examinados en esta comparativa.

 

En primer lugar, para activar el vídeo HDMI, fue preciso arrancar el sistema con una tarjeta PCI Express alternativa, y la integración del audio en la conexión DMI tampoco funcionó a la primera. El chip integrado es de NVIDIA, aunque no tan nuevo como en el caso de la placa de Zotac, lo cual se refleja en un menor rendimiento en el apartado de juegos,
aunque estas placas no están pensadas para rendir al máximo en este campo por sí mismas. Aun así, la parte que atañe a la decodificación de vídeo ofrece unas buenas prestaciones y permite configurar un equipo «convergente» por un precio reducido.