EL plasma sobrevive a los malos augurios

El anuncio de que una normativa europea pondrá límites a las emisiones de CO2 y al gasto energético que producen las pantallas de plasma ha desatado un verdadero tsunami de informaciones que han llegado a hablar incluso de su desaparición

EL plasma sobrevive a los malos augurios

17 febrero 2009

Desde PC Actual hemos querido aclararlo de la mano de lo los principales fabricantes y la conclusión es que esta tecnología convivirá LCD, OLED y CRT, aunque serán más estrictos con la regulación de todas ellas en cuanto a eficiencia energética.

Las nuevas normas mínimas se publicarán a lo largo del segundo semestre de 2009 y serán de obligado cumplimiento en el segundo semestre de 2010, estableciendo éste como un periodo de transición para la adaptación de la fabricación, según la EICTA (European Information & Communications Technology Industry Association).

Preparados y listos

Todos los fabricantes consultados afirman que ya han tomado medidas desde hace tiempo para paliar estos efectos y tanto LG, Panasonic y Pioneer se enorgullecen de contar con productos en el mercado que están por debajo de la regulación que pretende establecer la UE.

Los televisores de plasma de Panasonic eliminaron el plomo y el mercurio de los componentes de fabricación en 2007 y utilizan el llamado Modo Eco, un fotosensor que capta las condiciones de iluminación de la estancia para ajustar el brillo. También cuentan con bajo consumo de energía en stand by y el consumo máximo de las televisiones es de entre 0,3 y 1 vatio, dependiendo del modelo y rebajando los límites que establece la UE.

Pioneer, por su parte, en los últimos quince años ha conseguido reducir en un 43% las emisiones de CO2 en la fabricación de televisores de plasma y espera bajar éstas en un 28% más de aquí a 2011. En los últimos tres años, también ha conseguido un ahorro energético del 30% en la función stand by, reduciendo hasta un 0,3 vatios el consumo cuando en el borrador de la UE se habla de 0,5 vatios.
LG también trabaja en esta mejora y todos los modelos de plasma de la firma disponen del modo Energy Saving, que reduce el consumo de energía en más de un 43%. Intelligent Sensor, por su parte, ahorra un 70% de consumo eléctrico, que autorregula el nivel de brillo y contraste, según las condiciones de luz del ambiente. Todos los televisores cumplen con las especificaciones de Energy Star 3.0, que establece en modo stand by un consumo de energía por debajo del vatio, en concreto, los plasma de LG consumen un 0,19 vatios.

Qué pasa con OLED

Ahora bien, ¿consume más una televisión de plasma que una OLED? Según los responsables de Pioneer, resultaría difícil establecer una comparación dado que no existen televisores OLED con tamaños y resoluciones comparables a los televisores de plasma. Para la EICTA, la industria ha unificado los criterios para establecer una medida de igualdad en todas las tecnologías y que sea el consumidor quien compare.