Podcast: emisiones multimedia

Un podcast es un archivo o conjunto de archivos multimedia que dan forma a un contenido concreto y que se distribuyen por Internet, en muchos casos de forma periódica. Estos archivos son formateados y preparados para ser vistos y/o escuchados en reproductores multimedia portátiles

Podcast: emisiones multimedia

24 diciembre 2007

Se trata de una nueva forma de distribuir programas de radio y televisión con los contenidos más diversos, ya sean consejos para viajes, revistas tecnológicas, programas musicales o de deporte, clases de idiomas… Y el iPod ha sido protagonista en este movimiento, como indica su nombre, ya que se convirtió desde el principio en el sistema más popular para reproducir estos contenidos. En este artículo veremos qué es un podcast, cómo descargarlos e incluso cómo realizar el nuestro.
Como hemos adelantado, un podcast es un conjunto de archivos multimedia que proporcionan cierta información o comentarios. Es decir, ficheros de audio y vídeo con información y contenido multimedia. También se ha definido como un blog hablado en formato de audio o de vídeo. Lo que es cierto es que esta moda está permitiendo a muchas personas realizar el equivalente a sus propios programas periódicos de radio y televisión. Se trata de un fenómeno que puede considerarse hijo del movimiento blogger, que también revindica la posibilidad de todo internauta de expresarse, aunque cronológicamente puede decirse que nacieron en paralelo. De hecho, la mayoría de podcast está asociado al blog del creador, por lo que es posible acceder por la lectura o por el audio y vídeo.
Uno de los usos más interesantes de este tipo de ficheros es el educativo. Existen cursos de todo tipo en ese formato, desde idiomas hasta temas técnicos. También es posible encontrar visitas guiadas a museos y monumentos. Los hay de todo tipo, algunos tienen una edición depurada y parecen programas profesionales, otros son simplemente una persona opinando sin utilizar guión ni otro tipo de apoyo audiovisual. La popularidad del podcast se debe a distintos factores. El primero, la mencionada libertad con la que se editan, pues la mayoría no dependen de empresas o cadenas de televisión, sino que cualquiera con una cámara de vídeo o un micrófono y un ordenador y software gratuito puede realizarlo. El segundo, la posibilidad de escuchar o ver los podcasts en dispositivos portátiles actualizando nuestro iPod con iTunes y descargando los del día.
Un poco de historia
Los antecedentes de los podcasts se pueden encontrar antes de que la Web diera sus primeros pasos. Se distribuían ficheros de sonido con programas hablados por medio de aplicaciones de intercambio de ficheros (FTP) con fines educativos. Sin embargo, fue en el 2000 cuando se pusieron en marcha las herramientas tecnológicas necesarias para que se convirtiera en lo que conocemos. Aunque existían experiencias pioneras de audioblogging (blogs personales con ficheros de sonido), en ese año se desarrolló una versión de RSS que permitía su distribución. Tras unos años de experimentos, la popularidad de estos programas de radio artesanales no en directo y distribuidos por Internet aumentó y, en febrero de 2004 se proponían nombres para este movimiento, y uno de ellos era podcast. Al pasar los meses el nombre fue adoptado espontáneamente por los internautas.
A finales de ese mismo año ya había a disposición de los usuarios numerosos programas para la realización de podcasts y herramientas para la búsqueda dentro de este mundo. También aparecieron las primeras comunidades y listados de programas en ese formato. En junio de 2005, Apple decidió incorporar a su programa iTunes la posibilidad de búsqueda y suscripción a estos contenidos. En estos momentos existen miles de podcasts y numerosísimas herramientas para su creación.
Suscripción
Una de las peculiaridades más importantes de un podcast es que nos podemos suscribir y descargar automáticamente desde Internet las nuevas entregas. Para estar al tanto de las actualizaciones, tendremos que tener encendido el ordenador y activado el programa que descarga los ficheros, en nuestro caso iTunes. El método que se suele utilizar para la suscripción es el de RSS. Como veremos, la alternativa de Apple nos permite acceder a la suscripción de varios podcasts, pero también lo conseguiremos accediendo a determinadas webs que programarán automáticamente la descarga. En ocasiones, para bajarlos tendremos que identificarnos y convertirnos en usuarios.
Tipos de podcasts
Dentro de los miles que existen en Internet, se puede hacer una división por categorías. Hay que decir que, como en otros temas ligados a los movimientos on-line, la mayoría de los podcasts están producidos en inglés, aunque el español está apareciendo en escena. En primer lugar, distinguiremos entre los de vídeo y audio. Los primeros no son muy populares, dado que la infraestructura necesaria es mayor y que a no todo el mundo le gusta dejarse ver. A continuación, hacemos una distinción por su uso.
Como hemos apuntado, el de la educación y la cultura es el más importante. Dentro de los podcasts más populares se pueden señalar los cursos de idiomas o las guías para museos y monumentos. Con nuestro iPod a cuestas realizaremos una visita guiada con todos los datos de lo que estamos viendo. El podcast también se ha utilizado para distribuir grabaciones de clases con el permiso de los profesores para alumnos que hayan faltado o no pueden acudir a las aulas. También se ha utilizado para lecciones de tecnología e informática. En este caso, se hecho famoso Screencasting, en el que se muestra la pantalla del ordenador mientras se realiza determinada tarea acompañada por una locución explicativa. También son muy interesantes los de consejos de salud, aprender a dar masajes, caminar correctamente, etc.
La distribución de noticias y comentarios sobre actualidad de todo tipo es otro sus usos. Algunas publicaciones utilizan el podcast para completar sus informaciones. En el apartado de ocio, encontramos numerosas variantes. Muy interesantes son las guías turísticas de ciudades, las recetas explicadas paso a paso, los que comentan películas y series de televisión o, cómo no, los pornográficos.
Directorios de podcasts
Como hemos visto, hay emisiones multimedia para todos los gustos y sobre los temas más diversos. Para localizar las que más nos interesen existen directorios que nos ayudarán a encontrarlos. La primera fuente para localizar podcast, si disponemos de un iPod, será el propio programa iTunes. Para encontrar uno es necesario acceder a través de esta tienda y, dentro de la sección dedicada al tema, consultar los podcast por idiomas, por temas o los de vídeo. También hay un apartado con preguntas frecuentes y tutoriales. En Internet existen miles de listados, aunque uno de ellos en castellano es www.podcast-es.org/index.php/Directorio, mientras que, en inglés, encontramos www.podcast.net o el de la Wikipedia, que está clasificado por géneros: http://en.wikipedia.org/wiki/Cate gory:Podcasts_by_genre.