Polaroid reinventa la fotografía digital de la mano de Zink

En respuesta a la gran demanda que tiene entre el público usuarios las cámaras fotográficas digitales y los teléfonos que también incorporan cámara, Polaroid ha anunciado que a partir del próximo mes de mayo iniciará la comercialización de Zink

Polaroid reinventa la fotografía digital de la mano de Zink

12 marzo 2008

Zink es una impresora portátil de sólo 12 x 7,2 x 2,3 centímetros y 226 gramos que no usa tinta. La clave de este periférico se encuentra en el papel con el que se imprimen las imágenes.

 

Éste contiene 100 billones de cristales que son los encargados de reaccionar a la exposición del calor que se genera en el interior y que permite que, en sólo un minuto, el usuario tenga entre sus manos una fotografía de 5 x 7,6 centímetros sin bordes. En este sentido, las impresiones son secas al contacto y resisten tanto el agua, como las manchas y cualquier tipo de rallado. Además, la parte trasera es autoadherente lo que permite utilizar la imagen como pegatina también.

 

El proceso de impresión es muy sencillo, ya que podemos comunicar la impresora con la cámara de fotos o el teléfono a través de Bluetooth 2.0 o USB 2.0. Se espera que la impresora salga al mercado con un precio que oscile entre los 129 y 149 euros y en distintos colores como el rosa, el negro o el naranja. Además, las hojas de impresión se comercializarán en paquetes de 10 y 30 horas con lo que el coste por instantánea puede llegar a alcanzar sólo 0,30 céntimos. Por cierto, que Zink se alimenta de una batería de litio-ion que se puede reemplazar.