La polémica llega de la mano de Google Health

El buscador se encuentra trabajando en su nuevo servicio al que ha bautizado como Health. Con su puesta en marcha, Google pretende brindar a los internautas una herramienta que les permita tener archivados en la Red su historial médico

La polémica llega de la mano de Google Health

29 febrero 2008

Aunque de momento Health está siendo probado con un grupo de voluntarios del hospital Cleveland Clinic (en Estados Unidos), la controversia ya ha saltado y son ya varias las voces que han manifestado el riesgo que podría suponer para la privacidad de los pacientes.

 

¿Cómo funciona Health? El servicio permite, por un lado, que cada usuario pueda acceder a su propio historial médico. De otro, existe la posibilidad de gestionar la información referida a la salud pudiendo, además, intercambiar ideas y opiniones con diversos expertos. Un ejemplo de la aplicación de este servicio se refiere al hecho de guardar en Health las radiografías que un paciente se haya hecho a lo largo de su vida, pudiendo acceder a las mismas desde cualquier ordenador. Esta situación, por su parte, agilizará un diagnóstico y su posible tratamiento en caso de necesidad.

 

Aunque la idea de Google es ofrecer un sistema abierto a aquellas empresas e instituciones que puedan brindar sus servicios en este campo, la compañía ha querido recalcar el hecho que sin el consentimiento de los pacientes no se compartirá ningún tipo de información. Tal y como ha declarado Eric Schmidt, consejero delegado del buscador: “Nuestro modelo se basa en que el propietario de los datos tiene el control sobre quien puede verlos” con motivo de un encuentro de la Sociedad de Sistemas e Información y Gestión de los Servicios de Salud de Estados Unidos. Por su parte, y en lo que respecta a la financiación de la herramienta se sabe que ésta no tendrá publicidad.

 

No obstante, varios expertos han manifestado sus dudas sobre el proyecto de Google. Para Bob Gellman, consultor de políticas de privacidad e información en Washington, Health encierra los riesgos que otras empresas que también ofertan servicios de gestión de datos sanitarios a través de la Web: “Uno de los principales riesgos es que estos datos privados acaben en manos de empresas de mercadotecnia”, declaró Gellman. En su opinión, “muchos consumidores no son capaces de decidir quién puede acceder a su historia medico y quién no”.