Políticas públicas sobre Internet del Futuro

Para Sebastian Muriel, director general de RED.es, la Administración Pública debe anticiparse y liderar todos los cambios que está generando Internet hoy en día para adecuarse al futuro antes de que sea pasado prehistórico

Políticas públicas sobre Internet del Futuro

15 julio 2009

LA CONVERGENCIA EN LAS TIC

(Curso de verano de la UPM/Asimelec, La Granja, JUL09)

¿No ha cambiado nada desde los tiempos de los charlatanes vendedores de pócimas crecepelo en el salvaje Oeste? ¿Es Internet otro territorio sin ley a domesticar? ¿Tienen las administraciones públicas algo que hacer en este terreno?

Internet cambia a gran velocidad y nada es lo que parecía. Google acaba de lanzar un navegador (Chrome) y Microsoft un buscador (Bing). Quién iba a decirlo hace un par de años, que cada uno iba a meterse en el jardín del otro… Y mientras tanto, YouTube se ha erigido en el segundo buscador más empleado en la Web, especialmente por parte de los más jóvenes, que si no está ahí no les interesa.

Ya lo decía en 1940 Ortega y Gasset, la realidad supera al hombre. Y el Twitter es el nuevo telégrafo, que permite tener a las personas conectadas. Cuando se habla de futuro en Internet, se acaba mencionando algunas ideas recurrentes: siempre conectados, incluso a través de biopuertos que tendremos activados en el cuerpo; siempre en contexto con lo local y lo social desde donde nos encontremos; que sea invisible a los demás; que provea y prevenga a uno mismo. En resume, que sepa anticiparse y ajustarse a nuestros intereses particulares.

Para ello necesitamos una Red local, móvil, ubicua, multimedia, instantánea. ¿Y qué tienen las administraciones públicas al respecto? Pues anticiparse a esas necesidades y liderar los procesos emergentes.

Muriel hizo referencia al cada vez mayor interés hacia Internet y los contenidos digitales por parte del Plan Avanza, al que en 2009, destinó una partida de 663 millones de euros para el desarrollo de Internet en sus diversas vertientes: el Internet de las redes, el Internet de los servicios, el Internet de las cosas, el Internet del conocimiento y el Internet de las personas.

Así el Plan Avanza tiene presupuestados para 2009 548 millones de euros destinados a proyectos de capacitación y formación; 11 millones a proyectos de confianza y seguridad; 89 millones a infraestructuras; y 186 millones de euros a servicios. Muchos de ellos están tendentes a reducir la brecha digital entre centro y periferia, y se realizan de manera silente e invisible de cara a los medios de comunicación.

Muriel, expuso como ejemplo de este liderazgo de la Administración Pública española en innovación y desarrollo de proyectos de vanguardia: los 10 millones de DNI electrónicos ya emitidos, iniciativa líder en el mundo; los 41 millones de páginas digitalizadas en los registros civiles de todas España; la puesta en marcha de la TDT dos años antes que en otros países europeos; haber conseguido ya que el 97% de las historias clínicas de nuestro país sean ya electrónicas (en países como EEUU o Canadá no llegan al 17%); o el mismísimo Ficod, certamen anual sobre contenidos digitales que es la envidia de muchos expertos internacionales, y que este año se celebrará la tercera edición entre el 17 y 19 de noviembre en Madrid.

Sin duda todo es cuestión de saber interpretar las señales. El equipo Brawn GP estuvo a punto de desaparecer con Honda el año pasado, y ahora arrasa sin apenas patrocinadores en la Fórmula 1 porque supo interpretar el reglamento de la FIA.

Personalmente, pienso que a menudo las diversas administraciones públicas ayudarían más si simplemente se quitasen de en medio, o no pusiera tantas chinitas en el camino; por ejemplo, a la hora de hacer valer sus atribuciones transferidas en proyectos que requieren la puesta en común de diversos ministerios, o simplemente con no pagar por sistema a 120 días… o más.

Entre los proyectos y avances en marcha en la Internet del futuro, si me tuviera que decantar por alguno, están los que aplican la tecnología en la salud de las personas y en el sistema de sanidad pública. Eso por sí mismo ya constituye una pequeña gran revolución para la ciudadanía.

Finalmente, querría acabar con una cita de Woody Allen: «Me interesa el futuro porque es donde voy a pasar el resto de mi vida».

Resumen de la ponencia de Sebastián Muriel (director general de Red.es)

Loading...